Las acciones siguen cayendo y ya pierden lo ganado en el año

El mercado accionario vivió ayer uno de sus peores días. El Indice General de la Bolsa de Colombia (Igbc) cayó ayer 5,83 por ciento, que se suma al 2,64 por ciento del martes y al 3,27 por ciento del lunes.(VER GRAFICOS)

POR:
mayo 18 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-18

La de ayer no sólo ha sido la baja más pronunciada del Igbc en el 2006, sino que el antecedente más cercano de un desplome mayor se remonta hasta hace dos años cuando el índice bursátil cayó 6,17 por ciento el 13 de mayo del 2004. Lo peor del asunto es que el Igbc borró ya la rentabilidad que había logrado en lo corrido de este año. En los primeros cuatro meses del 2006, el índice accionario alcanzó a registrar una ganancia de 16,4 por ciento, pero con el desplome de los últimos días acumula ahora una pérdida de 4,36 por ciento. Esa situación contrasta con lo sucedido en el 2005 cuando las acciones fueron las estrella s del el Igbc subió 11,9 por ciento en lo corrido del año hasta el 17 de mayo. La caída de ayer en la Bolsa fue liderada por las principales acciones del mercado como Suramericana de Inversiones, que bajó 8,66 por ciento, Cementos Argos (7,78 por ciento), Bancolombia (7,19 por ciento) y Nacional de Chocolates que cayó 6,17 por ciento. Estos títulos corresponden a compañías pertenecientes al Grupo Empresarial Antioqueño, el mayor conglomerado económico del país. La acción que más bajó ayer fue la del Bbva Colombia (8,81 por ciento), pero este título no registra grandes movimientos en las ruedas de la Bolsa. El desplome de las acciones de los últimos días no estaba en las cuentas de nadie. Incluso, los analistas señalaban que el freno en las alzas registrado en abril sería temporal y que las bajas posteriores se explicaban básicamente por la temporada previa a las elecciones presidenciales del 28 de mayo. Aunque este puede ser un argumento razonable, la caída accionaria se enmarca dentro de un comportamiento volátil de los mercados mundiales, caracterizados por altibajos del dólar en Europa, Japón y los países emergentes ante las expectativas de alzas en las tasas de interés para controlar la inflación. La baja de las acciones coincide con una caída en el volumen diario de negocios que se realizan en la Bolsa. En enero, en la rueda se transó un promedio diario de 164.000 millones de pesos, cifra que bajó a 149.000 millones en febrero, a 124.000 millones en marzo y a 98.000 millones en abril. Aunque en mayo el promedio diario ha subido a 101.600 millones de pesos, lo cierto es que el mercado sigue muy deprimido. Cabe recordar que este año el negocio comenzó con una escalada alcista, adicional a la rentabilidad de 118 por ciento del año 2005. Ahora la situación parece ser a otro precio, pues las caídas de los títulso más representativos del mercado se aceleran en los últimos días. El dólar vuelve a subir por la incertidumbre nacional Los mercados mundiales tuvieron ayer una nueva jornada de inestabilidad, que se reflejó nuevamente en Colombia con un incremento de 26 pesos en el precio del dólar. La divisa estadounidense registró un precio promedio de 2.436,98 pesos en una jornada en la que se esperaba mayor tranquilidad por la intervención que el Banco de la República realizó el martes en el mercado. El Emisor realizará otra oferta de opciones call por 180 millones de dólares. La divisa abrió operaciones a 2.425 pesos y cerró a 2.454 pesos. La tasa mínima del día fue de 2.420,75 pesos y la máxima de 2.456,90 pesos, en un mercado en el que se transaron 999 millones de dólares en 1.243 operaciones. Con el precio oficial del dólar vigente hoy, el índice de devaluación del peso se ubica en 6,7 en lo corrido del año y en 4 por ciento en los últimos 12 meses. Analistas dicen que el mercado está dominado por la especulación, pero advierten que también hay salida efectiva de capitales de inversionistas extranjeros de portafolio que están liquidando las ganancias obtenidas en los meses anteriores en las acciones y en el mercado de deuda interna. A VENDER COLOMBIA El banco de inversión estadounidense Merrill Lynch emitió el lunes un informe sobre recomendaciones de inversión en los mercados emergentes y allí dice que es hora de vender los bonos colombianos (específicamente los que vencen en el 2014), pues este es un buen momento para realizar utilidades. “Vemos a Colombia como un país más susceptible para venta por el reacomodo que están presentando los mercados. Sin embargo, continuamos teniendo una visión benigna del país, por las altas probabilidades de reelección del presidente Uribe el 28 de mayo”, dice el reporte. Merrill Lynch recomienda entonces a sus clientes vender Colombia y comprar bonos de México y Venezuela. Ayer, las tasas de la deuda pública interna del país volvieron a subir, lo que representa la desvalorización de los Títulos de Tesorería (TES).

Siga bajando para encontrar más contenido