Aceleran evacuación de más de 1.000 turistas que permanecen varados en Machu Picchu (Perú)

Están allí desde el domingo por las fuertes lluvias, sin embargo, las tareas de evacuación se aceleraron este jueves gracias a un mejor clima, lo que permitirá finalizar la operación de evacuación.

POR:
enero 28 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-28

Las tareas de evacuación de los más de 1.000 turistas que permanecen varados en Machu Picchu desde el domingo por las fuertes lluvias que caen al sureste de Perú se aceleraron el ayer gracias a un mejor clima, lo que permitiría finalizar hoy la operación de evacuación.

Unos 12 helicópteros, entre ellos 6 estadounidenses, se turnaban para tratar de retirar durante la jornada a unos 500 de esos turistas desde Aguas Calientes -al pie de la ciudadela inca de Machu Picchu- hasta la vecina Ollantaytambo, desde donde se puede viajar al Cusco en autobús.

En Aguas Calientes quedaron atrapados cerca de 2.000 turistas de diversas nacionalidades -de los cuales más de 1.000 ya fueron evacuados-, debido al bloqueo de la vía férrea entre Machu Picchu y Cusco causado por derrumbes y las fuertes lluvias.

Entre el millar de turistas a ser evacuados figuran, entre otros 130 estadounidenses y 16 franceses, además de un número no precisado de españoles, alemanes, suizos, surcoreanos y japoneses.

"La gente está durmiendo en plazas, en gimnasios, en escuelas, en los trenes, en carpas improvisadas; la gente está angustiada", dijo desde Aguas Calientes la australiana Julie Nemcich, 29 años, a la televisión de su país.

El ministro de Comercio Exterior de Perú , Martín Pérez, advirtió que la cifra de turistas varados se podría incrementar en las próximas horas ante la llegada de turistas que se encuentran en el Camino del Inca.

Las autoridades peruanas señalaron que más de 600 personas están en dicho camino, el cual permite llegar en cuatro días de marcha hasta Machu Picchu. Sin embargo es muy difícil precisar cuántas de ellas regresaron a Aguas Calientes para ser evacuadas y cuántas decidieron permanecer allí.

El pasado martes se anunció que un guía peruano y una turista argentina murieron en esa zona por los aludes.

Fuertes lluvias inundan Machu Picchu

El Gobierno peruano envió más de 20 toneladas de ayuda humanitaria, incluyendo carpas para los damnificados que perdieron sus casas. La región fue declarada en emergencia por 60 días.

Siga bajando para encontrar más contenido