Acerías Paz del Río dividirá sus negocios para tener zona franca permanente especial

La firma deberá separar las actividades industriales de aquellas de exploración, explotación o extracción de recursos naturales no renovables, pa acceder al beneficio.

POR:
noviembre 13 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-13

Así lo expresó la Comisión Intersectorial de Zonas Francas, del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Así las cosas, para poder poner en funcionamiento la Zfpe, la siderúrgica boyacense se vio en la necesidad de dividir sus negocios y conformar dos sociedades: Minas Paz del Río S.A. e Inversiones Paz del Río Ltda.

Minas Paz del Río S.A. se encargará de la explotación de los recursos mineros con que cuenta Acerías, mientras que Inversiones Paz del Río se dedicará a toda clase de inversiones.

El vicepresidente financiero de Acerías Paz del Río, Francisco Moreira, manifestó que durante la ejecución de las obras necesarias para la zona franca se generará un promedio de 700 puestos flotantes.

"Después de concluidas las inversiones se estima que se generarán aproximadamente 1.500 empleos indirectos e inducidos en el departamento de Boyacá", explicó Moreira.

Agregó que una vez culminados los proyectos incluidos en el plan maestro de la Zona Franca Permanente Especial, habrá un impacto positivo en el Producto Interno Bruto (PIB) de Boyacá de un tres por ciento.

Para la división de los negocios de la siderúrgica, la junta directiva de la compañía aprobó un documento, que fue denominado 'Proyecto de Escisión Impropia, Segregación de la Actividad Minera'.

El proyecto señala que Acerías Paz del Río S.A. realizaría un aporte en especie a la 'Sociedad Beneficiaria', consistente en los activos, pasivos y contratos de su actividad minera por la suma de 233.560 millones de pesos, representada en 233 millones 562.464 acciones.

La 'Sociedad Beneficiaria' es la sociedad que se constituirá por efecto de la escisión impropia.

En el proyecto se advierte que la escisión impropia para la segregación de la actividad minera estará sujeta a que Ingeominas apruebe el traspaso de la totalidad de las licencias mineras y que la Superintendencia Financiera de Colombia autorice la operación.

"Si no se autoriza la operación por parte de la Superintendencia Financiera o Ingeominas no aprueba el traspaso de las licencias mineras, el proyecto no podrá perfeccionarse", se indica en el documento.  

Siga bajando para encontrar más contenido