Acreedores de GM tienen hasta la medianoche para aceptar cambiar deuda de US$27.000 millones por acciones

La propuesta del Gobierno de E.U. y General Motors consiste en que los acreedores, entre los que están Fidelity Investments y Franklin Templeton Investments, reciban hasta un 10% de la nueva GM.

POR:
mayo 26 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-26

La respuesta afirmativa a la propuesta es el último obstáculo que General Motors tiene que salvar para evitar declararse en quiebra después de que el fabricante y sus trabajadores (tanto en EE.UU. como en Canadá) acordaran nuevos convenios colectivos que reducen los costes laborales de GM.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dio a General Motors hasta el 31 de mayo para que alcanzara acuerdos con sus trabajadores y acreedores o dejaría de proporcionar préstamos al fabricante de automóviles.

Desde diciembre General Motors ha estado funcionando gracias a los 19.400 millones de dólares que Washington le prestó a la empresa. Además, el fabricante dijo que necesitará otros 7.600 millones de dólares a partir del 1 de junio para mantener la producción en sus plantas.

El pasado 30 de abril, Chrysler se tuvo que declarar en quiebra después de que un reducido número de acreedores se negara a aceptar 2.000 millones de dólares en metálico a cambio de eliminar los 6.900 millones de dólares de deuda asegurada del fabricante.

Desde entonces todas las operaciones de Chrysler están bajo supervisión de un juez del Tribunal de Quiebras de Nueva York que mañana podría decidir si el fabricante vende sus activos a una nueva compañía que se fusionará con la italiana Fiat.

Empleados de GM Canadá recibirán ayudas públicas

Los trabajadores de General Motors Canadá ratificaron un acuerdo sobre reducción de costes alcanzado entre la empresa y el sindicato Canadian Auto Workers (CAW) y que permitirá que el fabricante reciba miles de millones de dólares en ayudas públicas.

Unos 9.000 trabajadores de GM Canadá votaron domingo y el lunes el acuerdo que permitirá que el fabricante de automóviles se ahorre más de 8.000 dólares (unos 6.960 dólares estadounidenses) por cada uno de sus trabajadores, informó hoy CAW en un comunicado.

El Gobierno de Canadá y el de la provincia de Ontario (donde se concentran todas las instalaciones de GM en Canadá) habían señalado que sin el acuerdo no otorgarían unos 6.000 millones de dólares (5.280 millones de dólares de EEUU) en préstamos para su reestructuración. CAW dijo a través del comunicado que el acuerdo fue ratificado por el 86 por ciento de los trabajadores.

El presidente de CAW, Ken Lewenza, dijo que el nuevo acuerdo (el tercer convenio firmado entre GM Canadá y CAW en un año) debería proporcionar una sensación de seguridad a los miles de trabajadores y decenas de miles de pensionistas de la empresa: "Aunque fuimos forzados a hacer varios sacrificios importantes, el apoyo que hemos recibido de nuestros afiliados es prueba de que reconocen las increíbles dificultades que encara el sector", afirmó Lewenza a través de un comunicado dado a conocer a última hora del lunes.

Por su parte, GM Canadá aplaudió la ratificación del convenio y dijo que apreciaba los "sacrificios" realizados por los trabajadores: "La ratificación del nuevo acuerdo es un paso crítico hacia la exitosa reestructuración de GM Canadá para conseguir una compañía más fuerte y viable", dijo el fabricante. La empresa también dijo que seguirá trabajando con los gobiernos federal y de la provincia de Ontario para "completar nuestra reestructuración".

Siga bajando para encontrar más contenido