El acuerdo comercial con Chile

El acuerdo comercial que próximamente suscribirá Colombia con Chile es un paso importante para el crecimiento de las exportaciones colombianas hacia ese país.

POR:
agosto 16 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-16

Es una decisión que abre nuevas posibilidades para el incremento del comercio bilateral, y por consiguiente, permite afianzar los vínculos políticos y económicos entre los dos países. En efecto, es un acuerdo trascendental para nuestro país, si se mira desde la perspectiva de la importancia que tiene la economía chilena en el ámbito latinoamericano y dentro del contexto de las relaciones económicas y políticas con el resto de los países de la cuenca del Pacífico. El acuerdo reglamentará, y a la vez, definirá los accesos a los mercados, los procedimientos aduaneros, las defensas comerciales y las inversiones. Igualmente, contemplará la eliminación de las barreras arancelarias que impiden un intercambio comercial más correlativo. Las estadísticas del ministerio de Comercio Exterior indican que hacia Chile se dirigen cerca del 1,5 por ciento de nuestras exportaciones, las cuales no han tenido un crecimiento claro en los últimos años. Falencias que se atribuyen a la carencia de disposiciones que excluya algunas barreras arancelarias que dificultan las transacciones comerciales. En el 2005 el intercambio comercial entre los dos países fue de 689 millones de dólares, con un superávit de 4 millones de dólares a favor de Colombia. Ahora, con este pacto se busca, entre otras cosas, el aumento del flujo de negocios y una cooperación económica más recíproca. Por ejemplo, a partir de enero del 2006, aumentarán las exportaciones de azúcar colombiana hacia Chile, y en compensación, Colombia, suprime los aranceles a las importaciones de vinos, automóviles, frutas y jugos chilenos. Para la presidenta chilena, Michelle Bachelet: “El interés de Chile es fortalecer las relaciones bilaterales” y “es de gran importancia continuar desarrollando con mucha fuerza nuestras relaciones políticas, comerciales, culturales y de todo tipo con Colombia”. Subrayó que “tanto en lo bilateral como en aquello que estamos interesados todos los países de mirar al Pacífico, podemos, juntos, avanzar fuertemente hacia la mayor integración”. Además, de la importancia que tiene este tipo de arreglo, en cuanto a las relaciones bilaterales, para Colombia es una determinación que apuntala el comercio con uno de los países miembros del Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico -Apec. La regulación del comercio con Chile es bien interesante, si tenemos en cuenta que desde 1994, es miembro permanente del Apec, un organismo multilateral, creado con el propósito de impulsar la integración comercial de las economías más dinámicas de la cuenca del Pacífico, y del cual hacen parte 21 países, entre los cuales se destacan Australia, Filipinas, Rusia, Japón, China, Estados Unidos, Canadá, México, Indonesia, Nueva Zelanda, Singapur, Malasia, Taiwán y Perú, entre otros. Y que tiene como propósito fortalecer el comercio multilateral, mantener el crecimiento y el desarrollo económico de la región y la reducción de las barreras arancelarias entre los miembros. Países que en su conjunto tienen aproximadamente 3.250 millones de habitantes. Es decir, más de la mitad de la población mundial, un Producto Interno Bruto de 19 billones de dólares que representa el 57,2 por ciento del PIB mundial; lo que significa que controlan el 47 por ciento del comercio internacional. Como expresó, el ex embajador en Chile, Alberto Velásquez Martínez, en el artículo, ‘Mirar al Pacífico’ (El Colombiano-VIII-15-2004). “Ello por sí solo es evidente demostración de la fortaleza de estas economías y la importancia que tienen países como Colombia de insertarse en estas áreas ya vislumbradas en su potencial y realidad económica por los mismos Estados Unidos”. En nuestro caso, desde la década de los ochenta se habla insistentemente de la importancia de la integración de Colombia a los mercados de la cuenca, y sobre todo, con los del Asia Pacífico pero los avances han sido lentos. Pese a que en el 2000 fuimos aceptados como observadores en el Apec, nuestras exportaciones hacia el Asia Pacífico son del orden de 430 millones de dólares. Eso lo que demuestra, es que aún, seguimos rezagados frente a las nuevas oportunidades que ofrecen las prosperas económicas de la región. Mientras, Chile tiene un 51 por ciento del comercio internacional con el Asia Pacífico y mantiene relaciones diplomáticas con la mayoría de las naciones de la región, Colombia sólo alcanza la exigua cifra de un 3,7 por ciento. En consecuencia, nuestro comercio continúa siendo reducido con relación al tamaño de las economías, y como si fuera poco, nuestra Cancillería, cerró varias representaciones diplomáticas en la región. José Mosquera "El acuerdo reglamentará, y a la vez, definirá los accesos a los mercados, los procedimientos aduaneros, las defensas comerciales y las inversiones”.

Siga bajando para encontrar más contenido