El acuerdo humanitario envía señales de confianza La incertidumbre es ahora por cuenta del proyecto que modificaría aranceles.

El acuerdo humanitario envía señales de confianza La incertidumbre es ahora por cuenta del proyecto que modificaría aranceles.

POR:
noviembre 12 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-12

Los avances en la búsqueda de un acuerdo humanitario que permitan la liberación de los secuestrados y el anuncio de Estados Unidos de prorrogar las preferencias arancelarias para Colombia ante la dificultad para la aprobación del Tratado de Libre Comercio en el Congreso de ese país, se convirtieron en los hechos de la semana que impactan positivamente la confianza en el clima de negocios. Las reuniones del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con miembros del Secretariado de las Farc, en Caracas, bajo la mediación de la senadora Piedad Córdoba, constituyen un punto a favor del ambiente para la inversión, pues el proceso ha sido respaldado por la comunidad internacional, incluyendo a E.U. y Francia. Los resultados de los primeros encuentros dejan entrever que la posibilidad de un acuerdo humanitario más cerca que en los anteriores intentos, y que incluso los secuestrados podrían regresar a sus hogares antes de que termine el año. Pese a que este proceso no tiene nada qué ver con la posibilidad de un acuerdo de paz, los protagonistas del mismo han dicho que sí es un paso muy importante hacia la opción de iniciar conversaciones que permitan avanzar en la búsqueda de un acuerdo que disminuya la tensión interna y genere condiciones para la inversión y el desarrollo. También hubo tranquilidad tras el anuncio de la representante comercial de E.U., Susan Schwab, de prorrogar por un año más las preferencias arancelarias. El objetivo de esta medida es dar un tiempo adicional para la discusión y aprobación del TLC entre los dos países, en el Congreso estadounidense. A esto se suma la aprobación, la semana pasada, del TLC con Perú, que según algunos expertos envía una señal positiva frente a la suerte que correrán los demás acuerdos pendientes con Colombia, Panamá y Corea del Sur. La noticia amarga en el caso del TLC la dio la senadora Hillary Clinton, quien dijo que no firmaría el tratado con Colombia. Por su parte, la discusión entre el Gobierno y los empresarios respecto a una modificación en la estructura arancelaria, genera cierto nivel de incertidumbre entre los hombres de negocios. Sin embargo, el propio presidente Uribe aseguró que cualquier decisión al respecto será producto del consenso entre el Gobierno y el sector privado. Entre tanto, la semana pasada, otros tres congresistas fueron llamados a juicio por parte de la Corte Suprema, lo que incrementa la evidencia de los nexos de los dirigentes políticos con grupos paramilitares. El Indicador de la Confianza en Colombia mejora un punto y se ubica en 65 puntos. Con esperanza fueron vistas las reuniones del presidente Hugo Chávez con los miembros de las Farc”.

Siga bajando para encontrar más contenido