ADN, empieza a circular desde hoy | Finanzas | Economía | Portafolio

ADN, empieza a circular desde hoy

A partir de hoy, Colombia se sumará a la lista de los países que cuentan con periódico gratuito. Se trata de ADN, otro medio impreso de Casa Editorial El Tiempo (CEET) que comienza a circular en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, de lunes a viernes.

POR:
septiembre 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-15

Serán 300.000 ejemplares con un diseño similar al gratuito del mismo nombre que circula desde el 2006 en 16 lugares de España y cuyo propietario también es el Grupo Planeta. De esta manera, CEET ingresa a un negocio que comenzó hace 13 años en el mundo, y que le ha dado un vuelco a la prensa tradicional: no solo están desplazando de los primeros lugares de circulación a los más prestigiosos diarios de varios países europeos, sino que convirtieron en lectores a personas que no solían informarse a través de los diarios. Y lo hicieron sin recurrir al sensacionalismo. El fenómeno es de tal magnitud que hoy circulan más de 44 millones de ejemplares diarios en el mundo y se imprimen más de 230 ediciones en 58 países, cuyas casas editoras perciben los ingresos de la venta de publicidad. Si bien la cifra de ejemplares sin costo es pequeña frente a los millones que imprime a diario la prensa paga y su crecimiento ya no es tan acelerado como en los primeros años, la aparición de los gratuitos hizo que la industria se esté reacomodando e incluso tradicionales medios impresos están imprimiendo diarios gratuitos en el mismo mercado donde tienen su nicho con el producto pago. Ahora, Casa Editorial El Tiempo (CEET), entra con ADN como un nuevo jugador del mercado, a través de un medio que tiene las mismas características de los gratuitos de otros lugares del mundo que han tenido éxito entre la población: agilidad en la presentación de las noticias, diseño moderno y temática dirigida a jóvenes amantes de la tecnología, el entretenimiento, los deportes y la información local, pero que no excluye la economía ni las noticias políticas o internacionales. Igual que en otros países, el contenido de opinión será poco y se centrará en cartas de lectores y columnas sobre la vida cotidiana. Carecerá de editorial. Otros factores de peso son el tamaño del diario y la extensión de las notas. Tales características se traducen en hechos como: velocidad de lectura (entre 15 y 20 minutos por ejemplar), color y buenas fotografías en todas las páginas, y diseño de los avisos más atrevido que el tradicional, porque los lectores jóvenes buscan formatos más arriesgados y novedosos. Las notas, a su vez, son cortas y se acompañan con cifras y recuadros llamativos para captar la atención. ADN tendrá una circulación inicial de 300.000 ejemplares gratuitos para Bogotá, Cali, Barranquilla y Medellín, lo que lo convierte en el diario de más alta circulación en Colombia, entre semana. Los periódicos serán distribuidos así: 170 mil ejemplares para Bogotá, 60.000 en Medellín, 40.000 en Cali y 30.000 ejemplares para Barranquilla. La entrega se hará en 615 puntos de alta afluencia de personas en las cuatro ciudades. Luis Fernando Santos, presidente de CEET, habló sobre el nuevo diario. ¿Por qué se llama ADN? El Grupo Planeta, nuestro socio estratégico, tiene un periódico gratuito en España muy exitoso que se llama ADN, pero ese no es el motivo. Teníamos una baraja de nombres cortos, creativos, que la gente se aprendiera rápidamente, y en ella incluimos ADN, que, sin lugar a dudas, fue el que más gustó. Es un nombre de facilísima recordación, es agradable. Además, uno habla del ADN de la ciudad que es lo que queremos representar, el ADN de querer informarse, que es lo que queremos en los lectores y nos pareció que jugaba muy bien. ¿Por qué gratuito? Nuestro negocio es informar. Es lo que hace la CEET desde hace casi 100 años y encontramos que hay un grupo muy importante de lectores potenciales, de muchachos, hombres y mujeres, económicamente activos, a los que les gusta informarse, que lo hacen en televisión, Internet, móviles y radio, y son usuarios muy ocasionales de la prensa tradicional. Si el periódico es gratuito ¿de dónde va a obtener los ingresos para sostenerse? Exclusivamente de la publicidad. Hay que entender que hoy en día la gente no está pagando por la información. Esta es gratis en Internet, en televisión, en radio. Los periódicos tradicionales son los únicos que continúan cobrando por un paquete muy completo de publicidad, de muchas páginas, de muchas secciones y la gente está dispuesta a pagarlos, pero el hábito nuevo es que la información es un commodity, y la gente accede porque hay marca, hay credibilidad y otros elementos que generan satisfacción al consumirla. ¿No teme sacar un a circulación nuevo periódico en momentos en que la economía da señales de desaceleración y puede eso puede afectar la inversión publicitaria? Cuando uno hace proyectos de estos, a largo plazo, con la confianza de que van a ser exitosos, sin desconocer las variables de riesgo que existen en cualquier negocio, no se debe asustar por esos altibajos normales de la economía. Ahora hay una situación mundial de enfriamiento a la que Colombia no ha sido ajena. Seguimos, sin embargo, teniendo una actividad económica importante. Esto va a pasar y creemos que es el momento oportuno de hacerlo y por eso lo lanzamos. ¿No cree que con un diario gratuito, para gente joven, ágil, los lectores de los demás productos de CEET se desplacen hacia el que no les cuesta nada? Entre todos los medios hay algo de canibalización inevitable, pero la persona que lleva 20, 10, 5 años consumiendo un periódico tradicional no se va a uno del estilo de ADN, porque es muy diferente. Más bien, la experiencia ha sido que los jóvenes, que no entran a leer un periódico, que viven en el mundo digital, se acostumbran a leer y sí pasan a ser lectores de los tradicionales cuando avanza la edad. ¿Cómo van a convencer al lector de que esto no es un catálogo publicitario como el que llega dentro del periódico, sino un periódico de calidad? Eso va a ser evidente desde la primera copia. Los lectores que lo cojan están conectados con el mundo, y van a ver que ahí están las noticias destacadas, los elementos para quedar bien informados. Es un producto de altísima calidad y evidentemente la prueba de fuego es “lo tengo en mis manos, lo consumo, quedo contento y voy a repetir”. Los medios impresos apenas logran sostener su circulación. ¿No es un contrasentido insistir en ellos? La prensa tradicional tiene un crecimiento lento en todo el mundo y en algunos países está decreciendo. En EL TIEMPO, particularmente, nos sentimos muy satisfechos de que sigue creciendo. Es el segundo periódico de mayor circulación en América Latina. Este es sencillamente otro segmento de lectores, muy diferente. Entonces no nos preocupa. Y eso de que la prensa está decreciendo como término general, no es verdad. El mejor ejemplo son los 50 millones de ejemplares adicionales de circulación que se han generado en los últimos cinco años. ¿Cuál es la estrategia para hacer que los jóvenes, acostumbrados a recibir información por medios electrónicos, se interesen por leer un impreso como ADN? La fórmula es ubicarlos cuando están en ese momento tan importante de ir de su hogar a su trabajo, y entregarles un producto que creemos que van a consumir con mucho agrado. Son notas cortas con muy buen resumen de lo que pasó en el mundo, en Colombia y especialmente en su localidad, en su comunidad. En 15-20 minutos quedan empapados, informados, satisfechos. '' Hay que entender que hoy en día la gente no está pagando por el acceso a la información. Esta es gratis en Internet, en televisión y en la radio”. '' Cuando uno hace proyectos a largo plazo, con la confianza de que van a ser exitosos, no se debe asustar por los altibajos normales de la economía”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido