Aerolíneas, en vilo por cierre nocturno de Eldorado

El eventual cierre, a partir de la próxima semana, de la operación nocturna del Aeropuerto Internacional Eldorado debido a que no se podrá utilizar una de sus pistas mientras la otra está en reparación por tres meses y medio, tiene en vilo a las aerolíneas tanto de transporte de carga como de pasajeros.

POR:
julio 21 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-21

La razón, es que al cierre de esta edición aún no había humo blanco por parte del Ministerio de Ambiente en torno a la solicitud de modificación de la licencia ambiental de la pista sur del terminal aéreo, la cual permitiría su operación nocturna temporal entre las 10 de la noche y la seis de la mañana y que se encuentra prohibida desde 1996. Los trabajos que emprenderá el concesionario Codad que comprometen la mitad de la pista norte (que colinda con Engativá), están programados a partir del 24 de este mes, los cuales -dicho sea de paso- son una obligación contractual que tiene esa firma con el Gobierno Nacional. ALTO IMPACTO Las empresas ya empezaron a sacar cuentas de lo que ello significaría en términos de reducción de transporte de carga y pasajeros, ya que por Eldorado se pasa el 80 por ciento de la carga de exportación aérea del país. En este caso, uno de los sectores más perjudicados será el floricultor, el mayor usuario de la terminal, debido al permanente volumen de carga que requiere. Pero las empresas también esgrimen otros argumentos de tipo ambiental para justificar que se otorgue el permiso temporal y evitar la temida parálisis. Uno de ellos es la reducción en los niveles de ruido de las aeronaves producto de la modernización de las flotas como mostró un estudio de la Aerocivil. Según las empresas de aviación, la imposibilidad de operar entre las 10 de la noche y las seis de la mañana durante tres meses y medio, le representará al sector 188.618 millones de pesos menos en ingresos, que se sumarán al rosario de problemas que ya está dejando la desaceleración de la economía. De la misma forma, la restricción afectaría el 31 por ciento (56.868 toneladas) de la carga total promedio transportada en ese periodo, y el 6 por ciento (245.511 personas) de los pasajeros totales promedio transportados en el mismo lapso, especialmente viajeros ejecutivos y los de vuelos internacionales. Relevo en flota de aviones ha bajado el nivel de ruido El problema se centra en el impacto auditivo que puede tener la operación nocturna en la pista dos, para los cual se requiere del aval del Ministerio de Ambiente. Y es que el tema es particularmente espinoso para la autoridad ambiental, pues los habitantes de los barrios aledaños a la pista sur han pegado el grito en el cielo oponiéndose a la operación nocturna, debido al ruido producido por las aeronaves. No ocurre lo mismo con la pista norte, la más antigua de las dos, la cual no tiene restricciones en su horario, pero que sí requiere con urgencia concluir un proceso de reparación que comenzó en febrero de este año. Mientras se aguarda la decisión, tanto las empresas como la Aerocivil, presentaron un estudio según el cual en los últimos 10 años los niveles de ruido en el terminal aéreo se han reducido. Al analizar el resultado de 13 estaciones de medición de ruido, se observó que entre los años 1998 y 2008, cinco de ellas presentaron tendencia decreciente, siete no reportaron crecimiento, y una mostró niveles estables hasta el 2007 y en el último año un aumento marginal. “Las mediciones de ruido muestran que éste ha bajado de manera importante, porque las flotas de aviones de hoy no son las mismas de hace 13 años”, indicó Manuel Leal presidente de la Asociación de Transporte Aéreo (Atac). Revisión de manuales Desde 1998, la Aerocivil tiene en aplicación un manual de abatimiento de ruido, que contempla procedimientos aero- portuarios y operacio- nales, los cuales buscan reducir los niveles de contaminación autidiva generados por los avio- nes. El manual fue revi- sado para ajustarlo a los avances de la industria y se han adoptado medi- das como mayores grados de ascenso, virajes antes de llegar a la avenida Boyacá según el tamaño del avión, y el uso de otras tecnologías para mitigar el ruido. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido