Aeropuerto Perales de Ibagué cambiará de cara

La primera etapa de las obras estaría lista en febrero del año entrante. La inversión total es de 40.000 millones de pesos.

En el 2014, Ibagué contará con un aeropuerto moderno para mejorar el servicio.

Archivo Portafolio.co

En el 2014, Ibagué contará con un aeropuerto moderno para mejorar el servicio.

Finanzas
POR:
octubre 11 de 2012 - 11:35 p.m.
2012-10-11

Con una inversión de 40.000 millones de pesos, por parte del Gobierno Nacional, la Alcaldía de Ibagué y la Gobernación del Tolima, se iniciaron las obras de reparación y mejoramiento del aeropuerto Perales, de Ibagué.

Atrás quedarán un sinnúmero de incomodidades, como la cancelación casi diaría de vuelos debido a las dificultades meteorológicas y a la falta de un Sistema de Aterrizaje Instrumental (ILS).

“Una ciudad con un alto polo de desarrollo, ubicada en el centro del país y a 3 horas de Bogotá, necesita con urgencia un aeropuerto competitivo, eficiente y atractivo”, afirmó Luis Carlos Delgado, gobernador del Tolima.

Por años, solo han aterrizado aeronaves con capacidad para 50 pasajeros y la idea es convertirlo en un aeropuerto moderno, cómodo, que permita el ingreso de aviones grandes de 100 pasajeros para aumentar la oferta y la demanda e, incluso, operar vuelos internacionales.

La primera etapa de los trabajos estará lista en febrero, con una inversión de 7.000 millones.

Además, se contempla la construcción de una rampa o plataforma de 18.000 metros cuadrados que brindará comodidad en la zona de estacionamiento, cargue, descargue y embarque de aeronaves.

“Con la nueva plataforma, pasamos de 6 a 10 posiciones para las aeronaves”, afirmó Andrés Fabián Hurtado, administrador del aeropuerto.

La segunda etapa es la construcción en 5.000 metros cuadrados de la terminal o el área comercial que comprende oficinas, parte administrativa, parqueaderos y restaurantes.

Su costo llega a los 28.000 millones de pesos y las obras comenzarán en el primer semestre del año próximo.

La inversión también contempla una nueva torre de control y un nuevo cuartel de bomberos a un costo de 3.000 millones de pesos.