Afinan plan para que Colombia invierta más en el exterior

Proexport ampliará su espectro y apoyará también a las empresas nacionales que buscan oportunidades afuera. Fortalecerán el aprovechamiento de los acuerdos que se han suscrito sobre el tema.

El Grupo Aval, por medio de Leasing Bogotá, ha incursionado fuertemente en Centroamérica.

Archivo Portafolio.co

El Grupo Aval, por medio de Leasing Bogotá, ha incursionado fuertemente en Centroamérica.

POR:
octubre 07 de 2013 - 01:44 a.m.
2013-10-07

Colombia le meterá la ficha a otro mecanismo para avanzar en su internacionalización: promover la inversión de empresas colombianas en el exterior.

El tema ya está a la altura del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), que expidió un documento con la estrategia que se pondrá en marcha.

“Se busca poner en el centro de la discusión de la política pública la importancia de la inversión colombiana en el exterior para el fortalecimiento de la competitividad empresarial, el crecimiento económico y el desarrollo”, dice el documento.

Como se sabe, hasta ahora el foco ha sido atraer inversión de otros países y, en sentido contrario, estimular las exportaciones, pero no la incursión de las compañías colombianas en otros países.

Expertos señalan que promover la inversión afuera es complementario a las exportaciones, pues estas son un paso previo antes de decidir una incursión más directa en otros mercados.

“Si bien la decisión de establecer IED obedece a la madurez de las empresas en sus procesos de internacionalización y a las condiciones económicas, políticas y sociales del mercado objetivo, la institucionalidad ofrecida por los gobiernos puede reducir los costos y la incertidumbre en la toma de las decisiones”, consigna el Conpes.

Ciertamente, las empresas colombianas han dado pasos importantes en este sentido, pues no han pasado inadvertidos los anuncios de adquisiciones en el exterior por parte de entidades financieras, de alimentos y de industria, entre otras.

Datos de la balanza de pagos del Banco de la República señalan que en el primer semestre de este año los flujos de inversión de colombianos en el exterior suman 1.443 millones de dólares, casi 200 por ciento más que un año atrás.

El Emisor advierte que los egresos por constitución de inversiones afuera llegaron a 1.683 millones de dólares, en tanto que por reembolsos de capital de colombianos en el exterior entraron 238 millones.

Aunque los flujos de recursos son volátiles, es evidente que más empresas buscan oportunidades fuera, bien sea porque se les quedó pequeño el mercado local, quieren diversificar sus clientes o producir con mayor eficiencia.

Y ante la concentración en unos pocos países y sectores, sumado al desconocimiento de muchas empresas, la estrategia se enfocará en tres temas.

Uno, es el fortalecimiento de los Acuerdos Internacionales de Inversión y su aprovechamiento. Colombia ya tiene una decena de instrumentos de este tipo, e incluso los Tratados de Libre Comercio (TLC) también establecen reglas de juego claras en este tema.

Adicionalmente, la promoción de las inversiones en el exterior tendrá un ‘doliente’, que será Proexport. Así las cosas, la entidad deberá continuar con su labor de buscar oportunidades en otros mercados y del entorno de negocios de los países destino, pero ahora no solo para exportar, sino también para invertir.

Las movidas recientes de colombianos en el exterior han sido protagonizadas por grandes empresas, y por eso se buscarán mecanismos para que compañías de menor tamaño también puedan tener oportunidades de este tipo en otros países.

OTRA FUENTE DE INGRESOS PARA EL PAÍS

Aunque los recursos se destinan a otras naciones, el país emisor también siente un efecto importante.

Un estudio reciente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dice que “los beneficios que las empresas transnacionales obtienen de sus operaciones en América Latina y el Caribe se incrementaron 5,5 veces en 9 años, pasando de 20.425 millones de dólares en 2002 a 113.067 millones en 2011”.

De hecho, Colombia ya ha empezado a ver el efecto de las movidas que en años anteriores hicieron las empresas.

En 2011, por concepto de utilidades y dividendos obtenidos afuera, entraron al país 2.124 millones de dólares el año pasado fueron 2.803 millones de dólares, y en el primer semestre del 2013 sumaron 1.342 millones de dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido