Agarrón entre Minminas La decisión de no extender contrato de Cusiana a BP enciende nuevo debate.

Agarrón entre Minminas La decisión de no extender contrato de Cusiana a BP enciende nuevo debate.

POR:
noviembre 06 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-06

Juan Guillermo Londoño M. Redacción de economía y negocios La reciente decisión del Gobierno de no otorgar extensiones a los cinco contratos de asociación de BP para la explotación de Cusiana, en el Casanare, y que comienzan a expirar a partir del 2010, comenzó a generar debate. Tanto es así, que el ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez, que difícilmente se sale de casillas, se ‘despachó’ contra el ex ministro de Minas Carlos Caballero, quien ha sido el primero en cuestionar la inconveniencia de no otorgar la prórroga de los contratos. El malestar de Martínez se originó en una columna de opinión en la que Caballero criticó la decisión y argumentó que por temores a las presiones políticas, el Ministro había tomado la decisión de no prorrogar los contratos, lo cual se constituía en una señal de cambio en la política petrolera del país. Según Caballero, puede ser que tanto el presidente Uribe como el ministro de Minas, no quieran darse la pela con los organismos de control y con los senadores Hugo Serrano y Jorge Enrique Robledo, dos críticos de la política petrolera. Aún están frescos los acalorados debates cuando se firmó la extensión de los contratos con Chevron para la explotación del gas en la Guajira y con Occidental para Caño Limón. En diálogo con este diario, Caballero también añadió que temía que Ecopetrol se volviera un ‘monstruo inmanejable’ al asumir la operación de los campos petroleros más grandes del país a partir del 2010, que hoy están produciendo unos 100.000 barriles diarios de petróleo y 220 millones de pies cúbicos de gas por día. Aunque el ex ministro admite que no conoce los números que le presentó la BP al Gobierno para negociar la extensión de los contratos de asociación, le preocupa la decisión desde el punto de vista de la política pública. Para el ministro Martínez, la realidad es otra. Reveló que bajo la propuesta de extensión realizada por los socios de Ecopetrol en Cusiana (BP y Tepma), las condiciones económicas para el país bajó ningún escenario eran favorables. “No se puede confundir este tema; la extensión de los contratos a BP y Total, en las actuales circunstancias, hubiese sido un detrimento significativo del patrimonio público”, dijo. Es más, la extensión no cumplía con el concepto del Consejo de Estado del 2003, que dice que la extensión de los contratos es válida siempre y cuando constituya un mejor negocio para el Estado al compararlo con la no extensión. A su juicio, ahora más que nunca Ecopetrol está preparada para asumir el manejo de esa clase de campos, pues con los recursos obtenidos por la capitalización, no se comprendería que la empresa cediera una reservas de petróleo y gas que le darán solidez en el futuro. “¿Será que los críticos intentan disfrazar, bajo superficiales argumentos de defensa del Estado, intereses personales que se ven afectados por las acertadas decisiones de extender o no contratos? Eso sería, como dice el argot popular ‘respirar por la herida’”, indicó Martínez, refiriéndose a la opinión de Caballero Argáez, quien fue ministro durante el gobierno de Andrés Pastrana.

Siga bajando para encontrar más contenido