En la agenda interna faltan apuestas más innovadoras

Es fácil percibir un ligero sabor a desencanto con las apuestas productivas consignadas en la Agenda Interna para la Productividad y la Competitividad (AI), cuyos resultados fueron entregados por el Departamento Nacional de Planeación (DNP) el 18 de abril en Bogotá.

POR:
mayo 13 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-13

Más de la mitad de las apuestas de los departamentos-regiones y sectores productivos tienen que ver con la actividad agropecuaria y/o agroindustrial, seguidas por el turismo y explotación de productos básicos, aunque también las hay en autopartes, cosméticos, medicamentos y servicios. “El país se sigue viendo con una gran vocación agroindustrial y turística”, diagnostica el gerente de Competitividad del DNP, Daniel Castellanos, quien agrega que “en sectores innovadores y distintos no hay apuestas”. Lo anterior, por supuesto, no quiere decir que, por ejemplo, la agroindustria y el renglón exportador no tengan un gran potencial productivo, máxime ahora que se evidencia un déficit mundial en la producción de algunos alimentos por el auge que han tomado los biocumbustibles. El punto es que Colombia, como país, no puede resignarse al viejo dicho de que se produce “lo que da la tierrita”, sino que, como lo demanda Castellanos, además de apostarles a esas áreas también se les apueste a cosas diferentes. “Nos hace falta repensar el futuro en materia productiva. Nos falta creatividad”, precisa el funcionario. Al parecer, la creatividad es la llave que le abre al país la puerta de la competitividad internacional y su inserción exitosa en el mundo globalizado. No es suficiente hacer más de lo mismo, ha reiterado el presidente del Consejo Privado de Competitividad (CPC), Hernando José Gómez, quien en mayúsculas ha señalado que “Colombia necesita una transformación productiva”. Y esa transformación reclamada por Gómez y por Castellanos pasa, necesariamente, por el desarrollo de lo que el primero llama sectores de clase mundial, cuyas características son, precisamente, la innovación y la producción de bienes y servicios con alto valor agregado que lleguen fácilmente a los mercados internacionales. El impulso y desarrollo de esos sectores es apenas una de las cinco estrategias propuestas por el CPC para lograr una verdadera transformación productiva, que aumente sustancialmente los ingresos de los colombianos. La directora del DNP, Carolina Rentería, con base en las apuestas productivas que entregó a mediados de abril, señaló que la industria gráfica tiene proyectos innovadores y que busca hacer parte de los sectores que cuenten con la bendición del Ministerio de Comercio. El Gobierno también ve en los medicamentos un gran filón para explotar. Los cosméticos, por su parte, que aparecen entre las actividades con posibilidades de exportación, pueden dar una sorpresa, de acuerdo con lo dicho por la directora del DNP. La funcionaria destaca el trabajo de casi cuatro años que adelantaron las regiones y los sectores (autoridades, gremios, academia) para construir la Agenda Interna (en realidad 44 agendas: 23 regionales y 21 sectoriales), las cuales, dijo, son un insumo valioso, que todos los días debe enriquecerse, pues “no son la verdad revelada”, para la elaboración de los planes de desarrollo de los gobernadores y alcaldes que se posesionaron el 1° de enero. El punto, nuevamente, es poder romper la inercia y la costumbre de la producción tradicional y dar el salto, con imaginación, hacia nuevas áreas y sectores. “El país se ve en dificultades para hacer cosas distintas, pero hay que hacerlas”, concluye el gerente de Competitividad del DNP. '' Es necesario desarrollar nuevos sectores de bienes y servicios de clase mundial”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido