Se agita debate por las transferencias

Una reforma al régimen de Transferencias de la Nación a las regiones, comenzó a mover el debate. El tema parece complicarse por donde se le mire. Esta semana la Contraloría General de la República presentó un informe que permite evaluar el real impacto de las transferencias en los municipios y departamentos.

POR:
agosto 19 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-19

Lo primero, es que el actual sistema de Transferencias tiene dos caras. De un lado, le significó al Gobierno un ahorro fiscal de 11 billones de pesos entre los años 2002 y 2005. Hasta el 2008 (cuando vence el esquema) la proyección de la menor erogación fiscal generada por la aplicación del sistema se elevará a 16 billones de pesos. Es decir, la modificación constitucional que eliminó temporalmente la dependencia automática de las Transferencias con los ingresos corrientes de la nación, significará un alivio fiscal de 27 billones de pesos. Pero en la otra cara está el costo social que este régimen ha tenido. Mientras se consiguió alivios importantes en las finanzas del gobierno, se frenó en el avance de la cobertura en educación, salud y agua potable. Según la Contraloría, el gasto que se dejó de hacer por la reforma a las transferencias de 2001 hubiese permitido aumentar la cobertura en educación del sector oficial hasta el 90 por ciento en 2005 y afiliar 5 millones de personas más al régimen subsidiado. La Contraloría propone hacer un balance entre los beneficios fiscales y el impacto social en las regiones al reformar las transferencias. APORTES Para financiar un faltante de 12,1 billones de pesos que se requieren para lograr cobertura total en salud, el Gobierno propone un punto más al Fondo de Solidaridad en el régimen contributivo de salud. Lo harían trabajadores y empleadores

Siga bajando para encontrar más contenido