La agonía

Así título la revista América Economía en enero pasado un artículo del columnista Gustavo Stok de Buenos Aires, un escrito muy sugestivo, y cuyo segundo título dice: ‘El Mercosur marcha cada vez peor, y su rumbo no mejorará mucho con el arribo de Venezuela’.

POR:
agosto 23 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-23

Pocos escritos han sido tan francos y tan sin esguinces como lo relata Stok, y que no me resisto a dejar de transcribir en sus principales apartes: “Fue hermoso mientras duró. A poco de nacer, hace ya dos décadas, el Mercosur agotó parte de su agenda inicial. Derribó históricas desconfianzas y conflictos entre Brasil y Argentina, y cuadruplicó el comercio de sus miembros entre 1991 y 1998. Pero desde fines de los noventa las crisis económicas y la aparición de nuevos y vigorosos mercados, como China, volvieron al bloque una cáscara vacía. Y hoy nadie mueve un dedo para torcer su destino”. ¿El resultado? Una lenta agonía. “Soy pesimista sobre su futuro”, dice Pedro Camargo Neto, ex secretario de producción del Ministerio de Agricultura de Brasil. “Con las crisis económicas (de sus miembros) no es posible armonizar políticas macroeconómicas, clave para que una integración económica sea exitosa”. Las cifras dan la razón a esa idea. El comercio intra-zona pasó de 41.074 millones de dólares en 1997 a 34.639 millones de dólares en 2004, mientras las ventas ‘overseas’ de los socios de Mercosur pasaron de 139.046 a 191.782 millones de dólares. “A las crisis económicas y al imán asiático se suman las fuertes asimetrías intrabloque. La productividad industrial brasileña, por ejemplo, creció 50 por ciento desde 1997 hasta hoy, pero la argentina lo hizo 25 por ciento. Para más, las importaciones brasileñas dentro del bloque cayeron en 2004 casi 33 por ciento respecto de los 9.517 millones de dólares de 1997. Eso ha provocado problemas económicos y políticos. Por el efecto brasileño, el déficit comercial de Argentina, por ejemplo, llegó a 3.305 millones de dólares en 2004, un 105 por ciento más que en idéntico lapso del año anterior. Argentina planteó entonces crear la ‘Cláusula de Adaptación Competitiva’, que permite aplicar cupos y aranceles a importaciones que dañen la economía doméstica”. “Brasil sigue dando largas a esa idea, también Paraguay y Uruguay parecen cansados de las idas y vueltas del bloque. El Gobierno paraguayo ya dijo que aceptaría firmar un tratado de libre comercio con Estados Unidos y el uruguayo acordó uno de libres inversiones en noviembre. Es pragmatismo puro. Entre 1997 y 2004 las ventas uruguayas al Mercosur cayeron a la mitad mientras a Estados Unidos crecieron cuatro veces”. “El ingreso de Venezuela como miembro pleno o con una categoría superior a la de asociado sanará el bloque? Difícil. Es un acto político. El crudo venezolano ya entra sin aranceles al Mercosur y nadie cree que las ventas de ésta crezcan mucho hacia Venezuela”. Aun cuando el escrito de Stock fue hecho en enero pasado, cobra nueva vigencia hoy, pues el descontento entre miembros del Mercosur parece crecer aún más. Ingeniero químico "Entre 1997 y 2004 las ventas uruguayas al Mercosur cayeron a la mitad”.

Siga bajando para encontrar más contenido