Agresivo plan para reactivar venta de automóviles y casas lanzó el gobierno Español este martes

El presidente de España propuso un plan de ayuda de 2.000 euros (US$2.730) por la compra de un vehículo. La idea es que la administración pague la mitad del incentivo y la industria, el 50% restante.

POR:
mayo 12 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-12

El plan entraría en vigor en junio, con una duración estimada de un año: ''El gobierno se propone dar un nuevo impulso a su acción contra la crisis'', aseguró José Luis Rodríguez Zapatero ante los parlamentarios en el llamado Debate sobre el Estado de la Nación, que se celebra una vez al año.

''Lo hará con un doble objetivo para los próximos meses: frenar la pérdida de empleo y preparar la recuperación con un modelo de crecimiento renovado'', agregó.

Además, el jefe del gobierno dijo estar dispuesto a acabar con los años de despilfarro inmobiliario que, en su opinión, no ha facilitado el acceso a la vivienda y sí ha contribuido a agravar la crisis.

A partir de 2011, el gobierno socialista quiere eliminar las desgravaciones fiscales por el pago de una hipoteca para las rentas más altas, es decir, aquellas personas cuyo sueldo anual bruto supere los 24.000 euros (32.780 dólares).

La medida no tendrá carácter retroactivo y el objetivo, precisó, es evitar la especulación y favorecer la venta del actual parque de viviendas vacías hasta la entrada en vigor de la nueva norma. En ese sentido, subrayó que las deducciones fiscales para el alquiler se equipararán con las de la compra.

Además, Zapatero aseguró que su gabinete sigue empeñado en combatir el desempleo, que se ubica en 17,4% y ha dejado sin trabajo a más de cuatro millones de personas. Reconoció que sus previsiones, que auguraban una tasa de desocupados inferior, fueron erróneas.

Por ello, anunció la reducción de 5 puntos porcentuales en el pago del impuesto de sociedades durante tres años para aquellas pequeñas y medianas empresas con hasta 25 empleados que a final de año hayan mantenido o aumentado su plantilla laboral.

No obstante, Zapatero recordó que los planes de estímulo puestos en marcha hasta la fecha, con una inversión de miles de millones de dólares, han conseguido emplear a 240.000 personas.

Por otro lado, el presidente afirmó que los otros dos vértices de su proyecto para los tres años que restan de legislatura serán la educación y el cambio climático.

Por eso, afirmó que todos los alumnos a partir de 5 grado de primaria (420.000 aproximadamente) dispondrán de una computadora portátil a partir del próximo curso.

Además, el gobierno inyectará 70 millones de euros (95,4 millones de dólares) a las universidades para que ofrezcan cursos de postgrado gratuitos para todos aquellos titulados y licenciados que estén desocupados.

Finalmente, Zapatero reafirmó que España debe seguir siendo un país comprometido con el medio ambiente, cuando la economía empiece a remontar el vuelo.

El mandatario español afirmó que creará un fondo para movilizar inversión pública y privada que garantice un sector productivo sostenible, que combata el cambio climático y reduzca la contaminación.

Las recetas de Zapatero, que deberán ser debatidas y aprobadas por el Congreso, fueron criticadas por todos grupos de la oposición, muy descontentos con la gestión del gobierno.

Tras el discurso de Zapatero, el líder del conservador Partido Popular, Mariano Rajoy, subió a la tribuna de oradores y acusó al presidente socialista de proponer ideas fragmentadas sin presentar un plan general concreto que saque al país de la crisis y frene el número de desocupados. ''Hay más de cuatro millones de desempleados. Este es el estado de la nación'', dijo Rajoy.

El presidente del PP saludó algunas medidas anunciadas, como la reducción del impuesto de sociedades o la ayuda a la compra de vehículos, pero concluyó que España necesita una reforma del mercado laboral.

Siga bajando para encontrar más contenido