Agricultura urbana, tras proyectos empresariales

Avanza la iniciativa de producir hortalizas, leguminosas, frutales y tubérculos en casa.(VER GRAFICO)

POR:
agosto 14 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-14

El programa se denomina Agricultura Urbana y se desarrolla en el marco de un convenio interinstitucional entre la Presidencia de la República y la Alcaldía Mayor de Bogotá. Se han beneficiado 6.300 familias de la localidad de Ciudad Bolívar, con la vinculación de 86 organizaciones sociales entre colegios, comedores comunitarios, juntas comunales y organizaciones no gubernamentales, entre otras instancias. Los participantes asistieron a unas jornadas de capacitación sobre el proceso de producción y fueron integrados en 27 núcleos de autoformación establecidos conjuntamente con las organizaciones sociales. El balance, dicen las entidades participantes, son satisfactorias. El 84 por ciento de las 654 familias visitadas tienen algún tipo de cultivo de hortaliza, leguminosa, frutal, tubérculo, medicinal o condimentaria en patios, terrazas, antejardines y espacios interiores de la casa. De lo que producen, el 60 por ciento lo consumen y el resto lo intercambia, lo que se ha traducido en una disminución en los gastos. Otra novedad es la introducción de la quinua y el amaranto, unas especies andinas con reconocido potencial de proteínas. En promedio, por cosecha, se producen 10 libras en casa y 75 kilos en unidades demostrativas. Esta primera etapa de agricultura urbana también ha permitido el aprovechamiento de residuos orgánicos para elaborar abono, según lo demostró el 60 por ciento de las familias. Un 73 por ciento ha utilizado aguas lluvias para el riego de las plantas. Para la segunda fase la idea es completar una cobertura de 10.300 familias, dado el interés y el potencial que tiene esa zona de la ciudad. Una de las metas de la segunda fase consiste en consolidar iniciativas socio-empresariales de la primera etapa e identificar nuevas posibilidades para la generación de ingresos.

Siga bajando para encontrar más contenido