Agro creció más durante el aumento de las tasas del Banco de la República, señala Gerente del emisor

José Darío Uribe dice que, ese resultado es verdadero aunque no hace correlaciones. El anuncio se llevó a cabo en respuesta a las críticas realizadas por el ministro de Agricultura.

POR:
mayo 01 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-01

La afirmación del jefe de esa cartera, Andrés Felipe Arias, con respecto a que entre los años 2002 y 2007 el sector agropecuario registró un crecimiento promedio de 3,2 por ciento anual, mucho mayor al 0,90 por ciento del período 1995-2002, fue aprovechada por el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, para responder a las críticas de este funcionario, así como de exportadores y agricultores, que por lo general son los que más se quejan con las medidas tomadas por el Emisor para controlar el alza del costo de vida.

Uribe, quien habló en la Asamblea la Corporación Colombia Internacional (evento al que también asistió Arias), dijo que se abstiene de "hacer correlaciones", pero que es diciente que ese mayor crecimiento se haya dado justo en el periodo en el que el Banco ha sido más activo con su medidas (entre el 2006 y el 2007 subió 14 veces sus tasas de interés).

Así mismo, Uribe subrayó el pronóstico del Ministro con respecto a que este año el agro va a crecer más porque se están haciendo inversiones en maquinaria. "Estas son las cosas que uno podría usar para decir que la situación cambiaria no ha afectado tanto a este sector, pero eso no lo voy a hacer. Lo que quiero demostrar es que este es un tema más complejo de lo que usualmente se dice", aseguró Uribe.

Estos comentarios los hizo porque justamente la principal crítica de exportadores y agricultores ha consistido en asegurar que con cada alza de tasas de interés se fomenta más la revaluación, pues aumenta el diferencial de rendimientos generados entre las inversiones que se hacen en Colombia y las que se pueden hacer en otros países, específicamente en E.U.

Incluso Arias varias veces ha hecho recomendaciones al Banco de la República y le ha insistido en que en vez de subir tasas, las baje.
También a finales del año pasado le pidió que fijara una meta de inflación más laxa, para que después no tuviera que verse forzado a plantear ideas como "las de aumentar las importaciones de alimentos".

La meta de inflación para este año es igual a la del año pasado y está entre 3,5 y 4,5 por ciento, con un objetivo puntual de 4 por ciento.

En sus 'descargos' ante representantes del sector agrícola, Uribe respondió que bajar las tasas de interés sería irresponsable, pues podría aumentar el precio del dólar, pero también la inflación y "ahí estaríamos en el peor de los mundos". Agregó que si bien el diferencial de tasas de interés externas incide en la revaluación, no es el elemento fundamental que tiene el precio del dólar por el suelo.

"Lo que más afecta es la presión que genera la devaluación internacional de esa moneda y los términos de intercambio de Colombia, el crecimiento del comercio exterior y de la inversión extranjera", enfatizó.

Así mismo Uribe aclaró que cuando se analizan el diferencial de tasas de interés no se deben comparar las de los bancos centrales, sino las que pagan los bonos de cada país, más la percepción de riesgo.

Siga bajando para encontrar más contenido