Agro: insumos no son el problema

La Andi rechazó la intención que tiene el Gobierno de intervenir los precios.

María Helena Latorre, directora de la Cámara Procultivos de la Andi.

Milton Díaz

María Helena Latorre, directora de la Cámara Procultivos de la Andi.

POR:
marzo 27 de 2014 - 03:43 a.m.
2014-03-27

Mientras los productos plaguicidas son entre el 5 y el 12 por ciento de los costos de producción agropecuaria, y los fertilizantes oscilan entre el 8 y el 28 por ciento, esto permite considerar que el problema particular de los productores no son, precisamente, el precio que deben pagar por estos insumos.

Esto concluyó María Helena Latorre, directora de la Cámara Procultivos de la Andi, en respuesta a una posible intervención del Gobierno en los precios de estos productos.

Para el caso de los fertilizantes, se tiene que el 90 por ciento de sus materias primas, como nitrógeno, fósforo y potasio es importado.

Así las cosas, los precios de venta local de los productos que fabrica la industria de los fertilizantes dependen directamente, y en la proporción anotada, de las cotizaciones mundiales de estas materias primas.

Para el caso de la industria de plaguicidas, el 88 por ciento de los ingredientes es importado, y el caso de los precios es similar al anterior.

Ahora, la señora Latorre demostró que la organización de los productores ha sido fundamental para que bajen los costos de producción.

Citó dos casos que contrastan: los bananeros y los paperos; los primeros pagan los mejores precios por los insumos, porque todas las fincas los compran a los fabricantes.

Esto lo hacen en volúmenes significativos que les resultan en inventarios a largo plazo.

Los paperos, por su parte, no conocen la relación con las casas comerciales, y por lo menos el 70 por ciento de los insumos que demandan lo compran a los almacenes minoristas.

Vale la pena aclarar que allí llegan como el último eslabón de la cadena de distribución, por ende resultan mucho más caros para los paperos, quienes carecen de organizaciones que les permitan hacer las compras. Los precios han sido motivos de protesta.

Para el caso del sector floricultor, la dependencia de los distribuidores es de más del 80 por ciento y apenas un 15 por ciento de los insumos se compra en los almacenes, mientras que los empresarios de la altillanura compran el 70 por ciento a las compañías.

Juan C. Domínguez

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido