Agro protesta por IVA a productos de la canasta

El IVA del 10 por ciento para los productos de la canasta familiar y a la transferencia de tecnología, así como la eliminación de la exención de impuestos para las donaciones y para los gremios, hacen parte de la decena de preocupaciones del sector agropecuario en torno al proyecto de reforma tributaria que comenzará a discutir el Congreso en los próximos días.

POR:
agosto 03 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-03

En opinión de los productores rurales, el gravamen del 10 por ciento a los productos de la canasta familiar, así el Gobierno diga que lo va a devolver a las familias de menores ingresos, afectará dramáticamente el consumo, pues este porcentaje afectará de manera directa los precios al consumidor. El pasado 30 de junio, cuando aún no se conocía públicamente el texto de la reforma, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) y la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi) le enviaron una carta conjunta al ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, indicándole cuáles eran las preocupaciones del sector en el tema tributario, pero estas observaciones, en su mayoría, no fueron tenidas en cuenta por el Gobierno. Lo único que saben los gremios es que el ministro Arias sí le transmitió al Minhacienda las inquietudes de los productores agropecuarios, como consta en una carta que Arias le hizo llegar al ministro Alberto Carrasquilla. De acuerdo con la SAC, Fedegán y Fenavi, el sector requiere entre otros aspectos: mantener el régimen de exentos para los productos básicos de la canasta familiar, la genética, e incluir en este régimen los animales vivos. Así mismo, establecer una tarifa única en IVA para el resto de los productos. “Solo así, el sector agropecuario no vería afectada su competitividad en relación con los productos importados. Así mismo, la estructura de costos y por ende los precios finales que habrán de pagar los consumidores tampoco resultarían afectados”, señala la carta. El agro también pide que se mantenga el descuento establecido en el Artículo 485-2 del Estatuto Tributario, por concepto de IVA, pagado por la adquisición o importación de maquinaria industrial para el sector, e incluso que se prolongarse por 18 años. Los gremios también piden que se mantengan las exenciones y deducciones de renta hoy vigentes para el sector, especialmente la deducción por inversiones en desarrollo científico y tecnológico y la deducción por inversión en control y mejoramiento del medio ambiente. De acuerdo con lo planteado al Gobierno, los gremios del agro piden que se permita que las contribuciones parafiscales de fomento sean un costo deducible para efectos del impuesto de renta. También se requiere que los beneficios por instrumentos para el desarrollo agropecuario como el ICR, que actualmente no es constitutivo de renta, y aquellos que reciba el sector agropecuario a través de AIS no sean ingresos constitutivos de renta. Los gremios reclaman el establecimiento de la contabilidad simplificada para el sector agropecuario, para facilitar el tránsito hacia la formalización de los pequeños y medianos productores del sector agropecuario, que constituyen la mayoría del sector primario del país. Además de lo anterior, la SAC, Fedegán y Fenavi solicitaron eliminar la renta presuntiva, el impuesto al patrimonio, reducir la tarifa de renta al 28 por ciento, volver permanente la reinversión de las utilidades, eliminación del impuesto de timbre y permitir que la totalidad de los impuestos pagados (ICA, predial, etc.) sean deducibles para efectos del impuesto de renta.

Siga bajando para encontrar más contenido