Agro será una de las actividades que más impulsará el Producto Interno Bruto este año, dijo Minagricultura

El optimismo ronda no solo en Andrés Felipe Arias, sino en el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, que hizo el mismo pronóstico sobre el sector en una entrevista concedida a PORTAFOLIO.

POR:
septiembre 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-05

Las previsiones oficiales indican que tendrá un crecimiento del 5 por ciento, es decir, un ritmo similar o incluso levemente superior al que pueda presentar el promedio de la economía.

De hecho, los supuestos de evolución de la economía para el presente año, sobre las cuales se montó el presupuesto de ingresos de la Nación en el presente año indican que el PIB agropecuario crecerá este año 5 por ciento.

El gobierno espera que el agro impulse el PIB del 2008. ¿Qué tan posible es esta recuperación?

Es muy posible. Es una recuperación que ya se ha evidenciado. El año pasado nos propusimos un crecimiento para el campo colombiano de 5 por ciento y logramos crecer 4,8 por ciento en el último trimestre y 4,5 por ciento en el acumulado del año, uno de los crecimientos más altos en los últimos quince años.

Este año la meta de crecimiento sigue estando alrededor de 5 por ciento, y estamos avanzando. En el primer trimestre crecimos 3,8 por ciento, a pesar de las dificultades climáticas. Este resultado estuvo muy por encima de otros sectores de la economía como la industria que creció al 2,1 por ciento o la construcción que tuvo un decrecimiento del 5,8 por ciento.

Para el resto del 2008, esperamos que éste comportamiento sea aún mejor. Por ejemplo, entre enero y julio, el crédito para inversión en el campo está creciendo a una tasa del 20 por ciento y el crédito para capital de trabajo está creciendo a una tasa del 11 por ciento.

Además, gracias al conjunto de instrumentos que hemos dispuesto a través de Agro Ingreso Seguro, hemos incentivado el aumento de siembras y de productividad, con lo cual al final del año, estaremos logrando una producción récord de 26,8 millones de toneladas de productos del campo.


Cuáles son los sectores de la producción rural en los que usted cree que habrá mayor recuperación?

En el primer trimestre de 2008, el crecimiento estuvo jalonado por sectores como el cafetero, que creció 15,6 por ciento, el banano 7,8 por ciento, el arroz 6,3, el maíz 5,2 y las hortalizas 4,7 por ciento. Pero también en productos pecuarios como la producción de pollo que creció 15,5 por ciento, la leche 12, los huevos 5,3 y el ganado porcino 4,1 por ciento.

En el segundo semestre estamos esperando la recuperación de sectores claves para la seguridad alimentaria y que cayeron y cedieron espacios a las importaciones en la década de los noventas, por ejemplo, maíz blanco, fríjol y arroz. También esperamos mayor oferta de hortalizas y de otros productos como café, frutales, palma de aceite, avicultura y porcicultura.

¿Cuántas hectareas más se sembrarán en el 2008?

En este año alcanzaremos una superficie agrícola sembrada de más de 4,8 millones de hectáreas de agricultura lícita, lo que representa 212 mil nuevas hectáreas frente a 2007 y una recuperación de más de 550 mil hectáreas frente a 2002.

Este incremento en la superficie sembrada, nos permite asegurar mayor generación de empleo en el sector rural.

¿Cuál es la principal amenaza para el agro?

Nosotros hemos logrado recuperar más de 550 mil hectáreas de agricultura lícita en los últimos 6 años. Si bien, estamos seguros que podemos mantener estos resultados, existen tres riegos latentes que pueden afectar el desempeño del sector agropecuario en el mediano plazo.

Primero, el incremento sistemático en la tasa de interés, que genera sobre-costos al agro colombiano e incluso puede llevar al productor por fuera de su punto de equilibrio si el ingreso no se incrementa considerablemente.

Segundo, la tasa de cambio, que si bien ha presentado un incremento en las últimas semanas, alcanzó a una apreciación del 42 por ciento de 2003 a junio de 2008 (cuando alcanzó el promedio mensual más bajo).

Este comportamiento ha generado desfases entre el ingreso y los costos de las empresas. Por ejemplo, el salario mínimo en dólares ha sufrido un incremento sustancial del 111 por ciento de 2002 a 2008 por cuenta de la revaluación. Así mismo, este fenómeno ha tenido fuertes impactos sobre los ingresos de sectores altamente generadores de empleo, como son los exportadores.

Tercero el incremento en el precio de los fertilizantes. En efecto, los fertilizantes cuya fuente es el potasio, elemento que se encuentra en depósitos a grandes profundidades en el subsuelo, han tenido incremento en sus precios por los altos costos de extracción.

Igual ocurre con los fertilizantes a base de fósforo, cuyo origen es la roca fosfórica, que se encuentra en escasos depósitos de minerales alrededor del mundo. Así mismo, los mayores precios del petróleo han incrementado el costo de algunos agroquímicos tales como la urea.

Frente a esta situación, nos hemos trazado como reto impulsar la exploración y explotación de minerales como roca fosfórica, potasio, cal, que son vitales para la agricultura, a través de un documento CONPES que trabajaremos conjuntamente con el Ministerio de Minas.


Con el repunte de la producción nacional, ¿cuántas toneladas de alimentos y/o materias primas importadas se sustituirán por cosechas locales?

Por primera vez en muchos años estamos logrando la autosuficiencia en varios productos como el arroz, en el que esperamos una cosecha en el segundo semestre cercana a 1,7 millones de toneladas con un crecimiento superior al 20 por ciento frente a 2007.

Esto permitirá sustituir más de 211 mil toneladas que antes se importaban de países como Ecuador, Tailandia o Estados Unidos. Igual ocurre en el caso de maíz blanco y amarillo en donde también aumentaremos la producción en un 20 por ciento.

¿Cree que el PIB sectorial podría crecer aún más si se mantiene el dólar alrededor o por encima de los 2.000 pesos?

Nosotros hemos hecho grandes esfuerzos para preservar el empleo y la producción de los sectores exportadores que se han visto afectados por la revaluación del peso, es así como hemos apoyado la compra de coberturas de tasa de cambio, y el mantenimiento de los estándares sanitarios en productos como flores y follajes, hortalizas, acuicultura, banano y plátano de exportación.

Si la revaluación del peso frente al dólar, empieza a ceder y se mantiene por lo menos hasta finales de 2008, los ingresos de estos sectores se verán recompensados y habrá incentivos para que las ventas de banano, café y flores hacia el exterior sean mayores, lo que redundará en incrementos en la producción y reinversión en los mismos sectores.

No obstante, si el efecto de la devaluación es pasajero, estaremos atentos a fortalecer nuestros instrumentos con el fin de defender el empleo de estos sectores.

¿Qué proyección de inflación de alimentos tiene el Minagricultura para el cierre del 2008?

Los precios de los alimentos comenzaron a disminuir en agosto, el IPC de alimentos que mide el Dane registró una reducción mensual de -0,08 por ciento jalonado principalmente por tubérculos y cereales.

Esta es una reducción baja frente al comportamiento de los precios en las centrales mayoristas, que han caído cerca de -0,8 por ciento, destacando caídas fuertes de los precios en cereales, tubérculos y alimentos varios.

Nosotros esperamos que esta tendencia de reducción de precios de los alimentos continúe en lo que queda del año, gracias a las mayores cosechas de productos de ciclo corto que salen en estos meses y a una mayor oferta de otros productos como frutas, hortalizas y legumbres y derivados lácteos.

Siga bajando para encontrar más contenido