Agro: ¿bien en lo social, pero mal como negocio?

Pese al aumento del PIB rural y a la baja de la pobreza y el desempleo, el sector está en crisis.

Agro: ¿bien en lo social, pero mal como negocio?

Bloomberg

Agro: ¿bien en lo social, pero mal como negocio?

POR:
marzo 26 de 2014 - 02:30 a.m.
2014-03-26

Tras conocerse la cifra del Producto Interno Bruto (PIB) del sector agropecuario, se evidenció que, al menos durante lo corrido de este siglo, no se había presentado que este superara al total de la economía del país.

Sin duda, el mayor crecimiento se reporta para el subsector cafetero, que recuperó su dinámica de producción, productividad y exportaciones. Este registró el más alto crecimiento en lo que va del siglo: la cifra fue del 22,3 por ciento.

Lo anterior debido a la mejoría de las condiciones climáticas para la producción cafetera, sumado a la entrada en producción de las áreas renovadas.

Además del PIB, la tasa de desempleo también ha contribuido al progreso económico y social del sector rural, pues en el 2013 fue de 5,8 por ciento, frente a un indicador de 10,4 en el 2012, de acuerdo con los reportes del Dane.

La institución también señaló que la tasa de ocupación en el campo, el año anterior, fue de 55,3 por ciento.

Pese al indicador, las críticas no dejan de sentirse. Por ejemplo, el presidente de la Sociedad Colombiana de Agricultores (SAC), Rafael Mejía, considera que las cifras no son sinónimo de que hayan mejorado los ingresos y la calidad de los empleos generados en el sector rural.

Además de las labores agrícolas y pecuarias, en el campo se generan otro tipo de empleos en servicios personales, comunales y sociales, lo mismo que en restaurantes, hoteles y comercio.

Ahora, en las últimas Encuestas de Opinión Empresarial Agropecuaria (EOEA) que hace el gremio, se destaca la apatía de los productores por generar empleo.

La SAC explicó que esto obedece a condiciones como los altos costos de producción del sector agrario y porque, de todos modos, en otros subsectores la remuneración es mejor y los trabajos menos ‘desgastantes’.

En cuanto a la pobreza rural, los avances en la reducción fueron en el último año 4 puntos porcentuales pasando de 46,8 a 42,8 por ciento, informó el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Ese año, según el Dane, el número de pobres en el país se redujo en 820.000.

Por su parte, el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) destacó que la merma de la pobreza en las zonas rurales significa una reducción de 410.000 personas.

“Aunque la pobreza urbana siguió en descenso, la reducción en la zona rural es un hecho significativo, al cual ha contribuido la destinación de mayores recursos con programas como Más Familias en Acción”, dijo Gabriel Vallejo López, director del DPS.

A pesar de las cifras anotadas, el Centro de Estudios Económicos de Fedesarrollo destacó que aún hay diferencias entre lo urbano y lo rural.

En el sector rural, por ejemplo, la pobreza extrema pasó de 22,8 a 19,1 por ciento entre el 2012 y el 2013, lo que da una reducción de 377.000 personas.

Siga bajando para encontrar más contenido