¿Agua en crisis?

Así se reducirán los efectos de la crisis de los alimentos y del cambio climático. Eso implica mejorar la productividad del líquido con fines agrícolas.

POR:
julio 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-30

Recientes estudios de Naciones Unidas han alertado sobre el panorama del agua, indicando que para el año 2025, la mitad de los países del mundo pueden sufrir problemas de escasez en cuanto a fuentes potables.

Según la última edición de la revista Scientific American, una de cada seis personas en el mundo tiene problemas de acceso al agua potable. La razón principal obedece a que muchas fuentes se encuentran gravemente amenazadas por desechos industriales y domésticos, fertilizantes, polución en general y a los efectos del cambio climático. Las consecuencias de esta situación son infortunadas, puesto que la desnutrición y la incidencia de enfermedades infecciosas pueden cobrar las vida de millones de personas, muchos de ellos niños.

A esta primera reflexión hay que agregarle, que durante los últimos 100 años, la población mundial se ha triplicado al mismo tiempo que se ha sextuplicado el consumo de agua, debido en gran medida a la demanda por alimentos. Según un reporte elaborado por la FAO y el Instituto Internacional para el Manejo del Agua bajo el título 'Agua para alimentación, agua para la vida', la producción de alimentos absorbe el 70 por ciento de las captaciones del líquido proveniente de acuíferos subterráneos y ríos. Fuera de eso, cerca del 40 por ciento de la alimentación mundial depende de la agricultura de riego, que consume más del 60 por ciento del agua que gasta la humanidad.

La demanda por agua presenta serios desafíos. Aunque se han producido resultados en el manejo de recursos hídricos, son muchos los países que deberán actuar para asegurar un uso más eficiente, esencialmente en el sector agrícola, donde los sistemas de riego desperdician grandes proporciones. De no desarrollarse mejores prácticas para irrigación y seguir con la tendencia actual, el sector deberá duplicar el consumo anual de agua para cubrir la demanda mundial por alimentos durante lo próximos cuarenta años.

Adicionalmente, se requerirán grandes inversiones para atender la creciente demanda urbana. Estudios realizados por Viren Doshi, Gary Schulman, y Daniel Gabaldonla de la firma Booz Allen Hamilton, señalan que mundialmente se deberá invertir cerca de 22 trillones de dólares para el año 2030 en infraestructura de suministro, saneamiento y manejo de recursos hídricos. Esto demandará políticas de Estado de largo plazo, pues la inversión en el sector como porcentaje del PIB se ha reducido en la mayoría de países durante los últimos 20 años.

La insuficiencia del líquido no es una predicción apocalíptica. Más de 1.000 millones de personas viven en zonas de escasez. Fuera de eso, durante las próximas cinco décadas debido al crecimiento demográfico y los cambios en los patrones alimenticios, la demanda por alimentos se duplicará. Si se tiene en cuenta las proyecciones en la demanda global por leche, carne, aceites y cereales la presión por recursos hídricos será feroz. De la misma manera, los biocombustibles también aumentarán en algunas regiones la demanda por el líquido creando una competencia entre irrigación con fines bioenergéticos e irrigación con fines alimentarios.

Para enfrentar la crisis de los alimentos y los efectos del cambio climático es necesario prevenir la crisis del agua. Eso implica mejorar la productividad del líquido con propósitos agrícolas, aumentar la cobertura, fortalecer los mecanismos de regulación ambiental que permitan la protección de las cuencas, exigir mejores estándares industriales para prevenir la contaminación y generar una mayor conciencia social de buen uso.

En definitiva, si la sociedad como un todo no asume la causa y exige acciones coordinadas del Estado, el sector privado y los gobiernos locales, los resultados serán alarmantes, pues estará en riesgo el recurso que Leonardo Da Vinci calificó como "...el vehículo de la naturaleza".

ivanduquemarquez@gmail.com

Siga bajando para encontrar más contenido