Se ahonda recesión en la zona euro

Bloomberg. La economía de Europa se contrajo a su ritmo más rápido en por lo menos 13 años en el primer trimestre conforme las empresas reducían producción y puestos de trabajo para sobrevivir a la peor desaceleración económica internacional en más de 60 años.

POR:
mayo 16 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-16

El producto interno bruto en la región del euro, que integran 16 países, cayó 2,5 por ciento con respecto al cuarto trimestre, la mayor declinación desde que comenzaron a compilarse los datos en 1995, dijo ayer la oficina de estadísticas de Luxemburgo. Ese porcentaje supera a la contracción del 2 por ciento que esperaban los economistas sondeados por Bloomberg, y sigue a una caída del 1,6 por ciento en los tres meses previos. La más grave recesión internacional desde la Segunda Guerra Mundial está reduciendo las exportaciones europeas y erosionando la demanda de los consumidores, obligando a las empresas a eliminar gastos y puestos de trabajo. Las economías alemana e italiana también tuvieron la mayor contracción desde que se llevan registros. “La recesión es excepcionalmente profunda”, dijo Kenneth Wattret, principal economista para la Eurozona en BNP Paribas, de Londres. “Los obstáculos al crecimiento son considerables e indican que habrá merma de la producción y un gran aumento del desempleo por bastante tiempo”. Con respecto al año anterior, la economía de la Eurozona se contrajo 4,6 por ciento, también la mayor declinación registrada, según el informe de Eurostat. BAJONAZO EN ALEMANIA En Alemania, la mayor economía de Europa, el PIB bajó 3,8 por ciento en el primer trimestre con respecto a los tres meses previos, debido al colapso de la demanda de sus vehículos y equipos industriales. Esa es la mayor caída desde que comenzaron a compilarse datos en 1970. El PIB italiano cayó 2,4 por ciento, el mayor porcentaje desde que empezaron a llevarse registros en 1980, y la economía francesa se contrajo 1,2 por ciento en ese periodo. Las economías de los Países Bajos y Austria también se contrajeron. La caída del producto interno bruto fue mayor que el declive sufrido por Estados Unidos, de un 1,6 por ciento. Aunque el país está considerado el epicentro de la recesión, muchos analistas argumentan que la economía europea depende demasiado de las exportaciones y muy poco de la demanda doméstica. También acusan a los dirigentes europeos de responder demasiado tarde a la crisis con un aumento de gastos. Los gobiernos del continente esperan que las reducciones de las tasas de interés que ofrecieron bancos centrales, mayores gastos gubernamentales y los esfuerzos para ayudar a las entes bancarias marquen los malos resultados del primer trimestre y representen el peor momento de la recesión. Aunque los estrategas políticos expresaron que la recesión global podría estar cediendo, informes recientes indican que de haber una recuperación será lenta. La economía mundial se contraerá 1,3 por ciento este año y volverá a crecer recién en el 2010, según los pronósticos del Fondo Monetario Internacional. Fuertes caídas en las economías de Europa del Este Viena/AFP. Varios países de Europa del Este que forman parte de la Unión Europa (UE), como Hungría y Rumania, anunciaron bajas importantes de su Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre del año. Hungría registró una baja del 2,3 por ciento de su PIB en el primer trimestre de 2009 comparado con el cuarto trimestre del 2008. En comparación con el primer trimestre del año pasado, la baja alcanza 5,8 por ciento, según cifras provisionales publicadas ayer por la oficina central de estadísticas KSH en Budapest. En Rumania y Bulgaria, últimos países en ingresar en la UE, el PIB también registró bajas importantes. En el primero, retrocedió un 2,6 por ciento en el primer trimestre en comparación con el trimestre anterior, y entró en recesión técnica luego de nueve años de crecimiento, anunció el Instituto Nacional de Estadísticas (INS). La baja del PIB en comparación interanual es aún mayor, puesto que alcanza 6,4 por ciento, según cifras provisorias. Bulgaria, el país más pobre de la Unión Europea, registró por primera vez desde el principio de la actual crisis económica mundial un retroceso de su PIB de 3,5 por ciento, en comparación con el primer trimestre del 2008. Eslovaquia y República Checa, que ingresaron en la UE en el 2004, también anunciaron bajas de su PIB: 5,4 y 3,4 por ciento respectivamente. Francia repite un crecimiento negativo del PIB París/AFP. Francia está oficialmente en recesión, pero eso ocurre en realidad desde hace un año, de acuerdo con los datos corregidos revelados ayer, que muestran igualmente una fuerte destrucción de puestos de trabajo. El Producto Interno Bruto (PIB) francés se contrajo un 1,2 por ciento en el primer trimestre de este año respecto al último de 2008, cuando ya había caído un 1,5 por ciento (1,1 por ciento en la estimación anterior), indicó el Instituto Nacional de Estadísticas y Estudios Económicos (Insee). Según estos datos, el país ya habría entrado en recesión, dado que desde un punto de vista técnico, ésta se define por dos trimestres consecutivos de disminución de la actividad económica. En el tercer trimestre del 2008, Francia había provocado la sorpresa anunciando una pequeña alza de 0,1 por ciento de su PIB, en contraste con la mayoría de las economías europeas, que ya se sumían en la recesión. Pero ese dato fue revisado y muestra que en realidad en ese trimestre hubo una disminución de la actividad de 0,2 por ciento. En el periodo abril-junio del 2008 ya se había registrado una contracción del 0,4 por ciento. En todo el año pasado, el crecimiento francés fue solo de 0,3 por ciento contra una estimación anterior de 0,7 por ciento. El Gobierno prevé además que en el muy desfavorable año 2009 el país tendrá una recesión del 3 por ciento, en lugar del 1,5 por ciento proyectado. Como resultado concreto de este colapso de la actividad, Francia perdió más empleos en el primer trimestre del año que en todo 2008. Un total de 138.000 puestos de trabajo fueron destruidos. '' Un crecimiento del 1 por ciento del PIB le permite a Francia mantener la estabilidad del empleo. Con un crecimiento nulo se destruyen 200.000 puestos de trabajo”. JEAN-PIERRE REVOIL, EX DIRECTOR DEL ORGANISMO FRANCÉS DE SEGURO DE DESEMPLEO WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido