Ahorro en pensiones recuperó pérdidas y revela utilidades

Los millones de afiliados a los fondos de pensiones (AFP) obligatorias que administra el sector privado podrán respirar con mucho alivio tan pronto lean la siguiente información: al 30 de abril desaparecieron las pérdidas de 1,6 billones de pesos que habían reportado un mes atrás.

POR:
mayo 08 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-08

Después de ese respiro profundo habrá una ligera sonrisa de satisfacción, y hasta de franca alegría en muchos trabajadores, cuando lean más adelante que las AFP muestran una ganancia de 600.000 millones de pesos en los cuatro primeros meses del 2008. Y es que, para decirlo de una vez, en abril pasado los fondos de pensiones reportaron unas utilidades de 2,2 billones de pesos, que al cruzarlas con el bajonazo de 1,9 billones de pesos de enero y sumarles los números negros de febrero y marzo, el saldo neto son los 600.000 millones de pesos mencionados. El presidente de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos), Santiago Montenegro, no oculta su satisfación cuando suministra esa información que, a no dudarlo, será de buen recibo entre los afiliados a las AFP, angustiados por las monumentales pérdidas que experimentaban sus ahorros con los cuales financiarán sus mesadas pensionales tan pronto se retiren del mercado laboral. Al terminar abril, las seis AFP contabilizaban 8 millones de afiliados, pero de estos 4,4 millones (el 55 por ciento) clasificaron como activos, es decir, aquellos que han cotizado por lo menos una vez en los últimos seis meses. Ese es el número de colombianos que tenían el escapulario en la boca por las malas noticias de los rendimientos de sus recursos. Enero fue un mes inusual en todo el mundo. Los mercados financieros exhibieron una volatilidad pocas veces vista, aunque este fenómeno venía de tiempo atrás; las tasas de interés subieron con el efecto inmediato de hacer retroceder las bolsas de valores. Los títulos de renta fija se desvalorizaron con la obvia consecuencia de una caída en sus rendimientos. Montenegro observa que el primer mes del año fue, precisamente, el único en el que bajaron los saldos en las cuentas pensionales de los afiliados a las AFP. Los 1,9 billones de pesos en rojo, enfatiza, eran pérdidas no realizadas, es decir, pérdidas contables que no afectaban automáticamente a los titulares. Lo anterior, claro está, salvó a los afiliados que en ese momento estuvieran en los últimos pasos de pensionarse, pues el capital (cotizaciones más rendimientos) estaba disminuido y su mesada será menor a la que hubiera obtenido unos meses antes. Estos son, sin saber su número, los damnificados de la volatilidad y hundimiento de los mercados en ese periodo. No obstante el regocijo por el positivo comportamiento de abril, también hay que tener en cuenta la otra cara de la moneda: las utilidades, como anota el presidente de Asofondos, no están realizadas. En otras palabras, también son utilidades contables. Como en el caso de los afiliados que realmente sufrieron pérdidas, porque se pensionaron en la parte baja de la curva de los saldos pensionales, quienes se retiren ahora de la vida laboral lo harán con un capital mayor que al que tenían en el primer trimestre del año. Eso, hay que advertirlo así sea redundante, pues la volatilidad, que es como si las rentabilidades estuvieran en un columpio, se mueve hacia arriba y hacia abajo. No obstante, lo que importa, señala Montenegro, es el comportamiento del mercado en el largo plazo. Es como tener en cuenta el viejo dicho: en juego largo siempre hay desquite. En palabras del directivo: “esas son inversiones a largo plazo. Por lo tanto, lo más importante es la rentabilidad precisamente a largo plazo. Hasta ahora, en los 14 años de historia de los fondos de Colombia la rentabilidad ha sido un 10 por ciento en términos reales, una cifra muy buena aquí y en cualquier lugar del mundo”. Sin embargo, conocedores de los mercados y su desempeño consideran que es muy difícil que rentabilidades reales, descontada la inflación, de esas magnitudes se vuelvan a presentar de manera permanente y que impacten significativamente los saldos de las cuentas de cada afiliado a las AFP. LA RECUPERACIÓN Los fondos de pensiones y cesantías obtuvieron mejores resultados en abril debido a que el mercado financiero también se recuperó en ese mes. Por ejemplo, en el caso de las acciones, que entre enero y marzo registraron una pérdida promedio de 16,08 por ciento, en el cuarto mes redugeron la caída, que en los cuatro meses cerró en 7,09 por ciento. Así mismo, en los títulos TES, que es en donde los fondos tienen concentradas la mayor parte de sus inversiones, hubo mejorías (44 % de las inversiones de las AFP está en esos papeles). WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido