Aklara, la era de las subastas electrónicas, llega al país a imponer nuevo modelo de negocios

Con una base de datos de 30.000 proveedores actualizada y más de 5.000 negocios exitosos, Aklara promete subastas electrónicas como herramienta de transparencia y ahorro en los negocios.

POR:
mayo 28 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-28

La compañía llega a Colombia tras nueve años de operaciones, con resultados favorables en México y Perú.

La idea nació en México, cuando el país avanzaba en la firma del Tratado de Libre Comercio, al tener en cuenta que una apertura comercial también implica para las empresas que las estructuras de sus costos tengan que seguir una estructura de costos internacional.

En el año 2003, Aklara empezó sus operaciones en Perú tanto en el sector público como privado.

"Nuestro récord es de más de 5.000 subastas electrónicas realizadas y hemos corrido ya más de 3.000 millones de dólares en transacciones, en Perú y en México", explica José Ricardo Najas, representante de Aklara.

"Otro tema interesante es que nuestra base de datos tiene más de 30.000 proveedores y eso genera un mayor grado de competencia, porque los proveedores locales van a tener competencia afuera y eso hace que los precios de los bienes o servicios subastados se bajen hacia los estándares internacionales. También hemos subastado más de 240 productos y servicios", advierte.

Aklara incursiona en el mercado colombiano con una oficina en Bogotá porque considera que el momento comercial de Colombia es atractivo para potencializar su negocio.

El experto anota que en Colombia y otros países de Latinoamérica el porcentaje de negocios que se hacen por vía electrónica es pequeño, mientras que en los países desarrollados el 66 por ciento de las empresas manejan sus transacciones comerciales a través de estas subastas.

Najas asegura que en América Latina empresas grandes manejan medios de comercio electrónico pero que la penetración es baja.

La plataforma electrónica de la empresa está en Palo Alto, California, tras una inversión cercana a los cinco millones de dólares, lo cual garantiza la efectividad de la infraestructura para cumplir con los negocios en línea.

Los proveedores y clientes se conectan en Internet y un proveedor o un cliente está siguiendo la subasta en cualquier parte del mundo.

Siga bajando para encontrar más contenido