Alarma por trampa en el Imán, sin que impuesto tenga 1 año

Gobierno ha anunciado que se establecerán drásticas sanciones por evasión y elusión del nuevo impuesto a la renta de personas naturales.

El Imán implica un nuevo sistema para calcular el impuesto sobre la renta de los empleados (asalariados e independientes).

Hernando Herrera

El Imán implica un nuevo sistema para calcular el impuesto sobre la renta de los empleados (asalariados e independientes).

POR:
diciembre 18 de 2013 - 01:45 a.m.
2013-12-18

Aunque el efecto real del impuesto mínimo alternativo nacional (Imán), creado en la reforma tributaria del 2012, solo se verá cuando se presente el próximo año la declaración de renta de personas naturales, por el año gravable 2013, muchos contribuyentes, asesorados por tributaristas, se han dedicado a buscar ‘trochas’ para hacerle el quite a este tributo.

El Imán es uno de los grandes cambios introducidos por la reforma. Implica un nuevo sistema para calcular el impuesto sobre la renta de los empleados (incluyendo asalariados e independientes). Cobija a los ingresos superiores a 3,8 millones de pesos mensuales y, tras aplicarlo, se debe comparar con el cálculo del impuesto a través del sistema ordinario, para terminar pagando el que resulte con mayor valor, que por lo general será el Imán. Por ello, las personas naturales intentan acogerse al método ordinario, que a todas luces es más benéfico porque permite deducciones por ahorros en cuentas AFC, descuentos por créditos de vivienda o pagos a salud prepagada o educación.

Se ha estimado que el Imán recaerá sobre más de medio millón de declarantes del impuesto de renta que tienen ingresos laborales altos y que estaban pagando igual que los colombianos que reciben sueldos menores. La tributación de muchos de estos contribuyentes se duplicaría, lo que ha llevado a buscar salidas dentro de lo que permite la ley para pagar menos.

Hasta ahora, las rutas utilizadas para la evasión y elusión del Imán han sido múltiples. La forma más común de huirle a este impuesto la permitió el mismo Congreso y la puso sobre el tapete el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. Se trata de “convertir a los asalariados en rentistas de capital” para que no los cobije la obligación, porque en la reforma aprobada, estos quedaron eximidos del Imán.

Según el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, “usan pagos por arrendamientos para aparecer como rentistas y no como trabajadores, venden inmuebles, compran y venden de manera continua para generar, con un millón de pesos, 252 millones de ingresos de capital, comprando todos los días el millón de ayer que se vende en la mañana y se compra en la tarde”.

Pedro Sarmiento, director de impuestos de la firma Deloitte, explica el porqué de esta conducta indebida. “Considerar un ingreso derivado del salario para tributar el Imán implicaría un aumento de la base a la que se le aplicará la tarifa, mientras que si esos ingresos se toman como dividendos o participaciones no constituirían renta o ganancia ocasional”.

En consecuencia, según Sarmiento, les “hacen los pagos a los altos ejecutivos como dividendos y no como salarios, pese a que el Gobierno ha sido enfático en considerar que se trata de maniobras antiéticas e ilegales. Por ello consideran a futuro tomar las medidas necesarias para evitar este tipo de planeación para la evasión”.

Entre tanto, el exdirector de la Dian y experto en impuestos Horacio Ayala estima que las rentas de trabajo son las menos propensas a la evasión del Imán. Lo único que podría pasar es que el profesional se invente rentas que no son de trabajo, pero esto a su vez le significaría incremento en el valor de la base gravable, pues si se inventa arrendamientos, estos son gravables; si se inventa utilidad en venta de otros activos, estos también se convierten en rentas gravables”.

FALTA AUDITORÍA A FIRMAS

El exdirector de la Dian Horacio Ayala dijo que la evasión que realmente cuesta está en las grandes empresas. Advierte que no hay programas de auditoría, por ejemplo, a la arquitectura jurídica de grandes empresas para deducir pérdidas porque compran otras que tienen pérdidas acumuladas o para amortizar crédito mercantil, o los que tienen contratos de estabilidad jurídica.

DEBATE POR LOS EFECTOS DE LA REFORMA TRIBUTARIA

A punto de cumplirse un año de la aprobación por el Congreso de la República de la reforma tributaria, que el Gobierno presentó como herramienta para disminuir la informalidad y la desigualdad en el país, la Red por la Justicia Tributaria manifestó que “los resultados son desastrosos”.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, les salió al paso a esas afirmaciones y argumentó que el mayor impacto de la ley ha sido para el empleo formal, pues no solo se han creado 660.000 empleos a nivel nacional desde la aprobación de la transformación del Estatuto Tributario, sino que en las 13 ciudades principales se han creado 360.000 empleos formales en el mismo periodo.

Esto se debe, según el ministro Cárdenas, a que “con el mismo dinero que una empresa contrataba a 100 trabajadores, ahora puede emplear a 110, gracias a la eliminación de los impuestos parafiscales”.

Según Mario Alejandro Valencia, subdirector de Cedetrabajo y miembro de la Red, los empleos mencionados por el Ministro “ni son tantos, ni son de calidad, ni son formales”.

“Para el ministro Mauricio Cárdenas, puede ser lo mismo que se genere un empleo en una fábrica o en un call center, pero para el desarrollo del país no lo es”, indicó el vocero de la red de expertos.

Citando cifras del Dane, Valencia ha asegurado que entre enero y octubre de 2013 y el mismo periodo de 2012, estas actividades perdieron participación en el empleo total.

“La industria, en 2012, representaba el 12,8 por ciento de la fuerza laboral, y en 2013 cayó al 12,1 por ciento, una pérdida de 110.000 empleos. En el sector agropecuario pasó de 17,4 por ciento a 16,8 por ciento, es decir, 82.000 empleos menos en lo que va corrido de 2013”, indicó el analista.

La Red por la Justicia Tributaria indicó que el resultado de la reforma del sistema de los impuestos fue aumentar más los tributos a los trabajadores y a la clase media, y disminuirlos a los más ricos.

“La reforma tributaria benefició a los grandes capitales porque les disminuyó 8 por ciento de impuesto sobre la renta y 13,5 por ciento de parafiscales, es decir, 21,5 por ciento, y solo les aumentó 9 por ciento con el Cree”, indicó.

SUPERADO EL RECAUDO DEL 2012

Pese a la dificultad, reconocida por el Gobierno, de cumplir la meta de recaudo tributario de este año, hasta noviembre ya se había superado la cifra registrada en el 2012.

Según la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), el recaudo hasta el mes pasado llegó a 99,8 billones de pesos, es decir, un 95,3 por ciento de cumplimiento de la meta fijada de 102,3 billones de pesos.

En el 2012, el recaudo llegó a 99,3 billones de pesos, en tanto que en el 2011 la cifra fue de 86,6 billones, recordó ayer el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, en la presentación de los resultados de la entidad obtenidos en el 2013.

El funcionario señaló que en ferias como la de Condición Especial de Pago se atendieron 35.817 contribuyentes, para llegar a un recaudo superior a los 900.000 millones de pesos.

En días pasados, el Gobierno indicó que este año terminaría con un recaudo tributario de 100,4 billones de pesos, cifra inferior a la meta establecida de 102,3 billones. No obstante, el monto de 99,8 billones de pesos logrado a noviembre revive las esperanzas de que la meta se pueda alcanzar.

Martha Morales Manchego

Redacción Economía y Negocios

 

Siga bajando para encontrar más contenido