Alcaldía de Bogotá sólo tiene recursos para llevar Metro hasta la calle 100 con 11

PORTAFOLIO conoció ayer parte de las respuestas del Distrito a los cuestionamientos de Planeación Nacional, sobre el proyecto. Bogotá ya hizo los ajustes y considera que hubo "malentendidos".

POR:
enero 06 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-06

Aunque el consorcio español conformado por las firmas Sener-Transporte Metropolitano de Barcelona sugirió que la primera línea del Metro de Bogotá debería arrancar en Kennedy y finalizar en la calle 127, el Distrito sólo tiene dineros para llevar el masivo hasta la calle 100 con 11.

Así lo pudo establecer ayer este diario, que conoció parte de las respuestas enviadas por la Alcaldía Mayor a Planeación Nacional, luego de que esta última entidad hiciera serias observaciones al proyecto estrella del alcalde Samuel Moreno, hacia mediados de diciembre pasado.

En dos cartas dirigidas al secretario de Movilidad, Fernando Álvarez, y a los representantes Simón Gaviria y Nicolás Uribe, Planeación Nacional le pedía en ese momento al Distrito que hiciera claridad sobre en dónde terminaba la primera línea.

Para dicha entidad, el asunto es de la mayor trascendencia, pues impacta indudablemente en la demanda de pasajeros que tendría el masivo y, además, es crucial saber dónde y cómo se haría la integración del Metro con el futuro tren de cercanías.

Para la Alcaldía, se trató de un "malentendido" con Planeación Nacional, que a la postre terminó recibiendo dos versiones: la del alcalde Moreno (Metro hasta la 100, en la rueda de prensa del 26 agosto del 2009 en la Casa de Nariño), y la de los consultores españoles (Metro hasta la calle 127, en los productos entregados a Planeación para su análisis en conjunto con las universidades Nacional y Andes).

Ahora, en la respuesta, de 36 páginas más anexos, el Distrito deja en claro que la "línea óptima" diseñada por el grupo Sener-TMB iba hasta la calle 127.

Es decir, que una cosa es el diseño que realizó el consultor (en un contrato que costó 19.600 millones de pesos) y otra cosa es hasta donde le alcanza realmente el dinero al Distrito, teniendo en cuenta el cupo de endeudamiento (que deberá pasar por el Concejo de la ciudad).

Y todo esto suponiendo que la Nación, como lo permite la llamada ley de Metros, aporte hasta el 70 por ciento para la construcción de la megaobra, valorada inicialmente en unos 4 billones de pesos. La ciudad financiaría el 30 por ciento restante.

¿Vender algunos activos?

Hasta ahora esa ha sido la ecuación más frecuente que se ha usado en Colombia para la puesta en marcha de sistemas de transporte masivo, aunque el Distrito podría llegar a explorar otras opciones para robustecer su aporte y sacar adelante la obra, como la venta de algunos activos.

Así mismo, las cifras conocidas por este diario revelan que mientras la demanda del Metro hasta la calle 127 es de 811 mil pasajeros todos los días, hasta la 100 se moverían unos 700 mil.

Pese a este 'recorte' de 27 cuadras, la Alcaldía sostiene que se no altera para nada la operación de la primera línea.

Por su parte, Planeación también había llamado la atención sobre la forma en la que el Distrito calculó la demanda futura del transporte público en la ciudad, y dijo que se había sobrestimado. La Alcaldía le envió a la entidad un "modelo de transporte mejorado" con los respectivos ajustes.

Ahora falta conocer la postura de Planeación Nacional, pues sin su visto bueno no es posible la expedición del documento Conpes (clave para asegurar los dineros de la Nación), y que será expedido en medio de la candente campaña electoral que se avecina.

'Al Distrito le cogió la noche'

Adicional a ello, el representante David Luna había solicitado al Distrito aplazar la contratación de los estudios definitivos de la primera línea (ingeniería a detalle), hasta tanto se diera respuesta a las observaciones de Planeación. La Alcaldía ha descartado dicho aplazamiento.

Siga bajando para encontrar más contenido