Alemania invitó a tener listo el plan de ayuda financiera a Grecia antes del 19 de mayo

El anuncio se dio en medio de un alza en los costos de la deuda de Atenas a un máximo de 12 años en un clima de incertidumbre sobre las condiciones y la implementación del paquete.

Finanzas
POR:
abril 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-26

Los intentos de Grecia por asegurarle a los inversores que la ayuda llegará a tiempo para evitar la primera cesación de pagos de la zona euro no convencían, y habían señales de que un paquete de 45.000 millones de euros (60.490 millones de dólares)  de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional debería ser mayor.  

La prima que los inversionistas demandan para comprar bonos griegos por sobre los referenciales alemanes Bunds tocaba un nuevo máximo de 12 años, debido a la preocupación sobre la implementación del paquete de ayuda y sus condiciones, mientras las  acciones de los bancos griegos se hundían y el euro caía. "El mercado quiere ver el efectivo sobre la mesa, no un cofre debajo de la mesa", comentó David Schnautz, estratega de Commerzbank en Fráncfort.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, buscaba aliviar las preocupaciones de los inversionistas al afirmar que Berlín pretendía liberar el apoyo financiero a Grecia antes del 19 de mayo, cuando Atenas tiene que refinanciar un bono de  8.500 millones de euros. "Reporté de las necesidades de Grecia a los líderes parlamentarios y les pedí que iniciemos el debate parlamentario y el proceso de decisión, de manera de que estemos en posición -como los otros- de hacer lo necesario para tener disponibles los  préstamos para Grecia antes del 19 de mayo, si es necesario", comentó.

El ministro sostuvo que, incluso, podría ser posible que Alemania tuviera lista una ley que garantice la ayuda a Grecia el próximo 7 de mayo, ya que el hecho de que Grecia sea incapaz de refinanciar un bono de 8.500 millones de euros el 19 de mayo  tendría consecuencias imprevisibles.

El apoyo de Alemania, la mayor economía de Europa, es vital para la ayuda, pero la población alemana se opone al rescate financiero y el Gobierno está adoptando una línea dura respecto a las condiciones.

En una complicación adicional, la oposición socialdemócrata germana dijo que no apoyará una aprobación parlamentaria acelerada de la ayuda alemana a Grecia.

Los mercados mantenían la presión para que Berlín actúe rápido, lo que se reflejaba en un alza en el costo de asegurar la deuda del Gobierno portugués contra la moratoria a un máximo récord debido a los temores de que Portugal podría ser la próxima  víctima de crisis de deuda.

"La crisis griega ha comenzado a extenderse al resto de la periferia y Portugal apunta a ser el próximo de la fila. Su situación es menos urgente que Grecia, pero el panorama de mediano plazo es complejo", dijo Darren Williams, economista de  Alliance Bernstein.