Alerta por el crecimiento del déficit comercial del país

La balanza del comercio exterior lleva tres meses seguidos en rojo, con lo cual el desbalance hasta abril se ubica en US$ 1.496 millones. Importaciones en ese lapso crecieron 4,6 por ciento.

Entre enero y abril, las importaciones colombianas superaron los 17.000 millones de dólares.

Archivo Portafolio.co

Entre enero y abril, las importaciones colombianas superaron los 17.000 millones de dólares.

Finanzas
POR:
junio 27 de 2014 - 01:31 a.m.
2014-06-27

Las cuentas del comercio exterior colombiano se están desequilibrando cada vez más rápido, lo cual ya empieza a generar inquietudes.

Esto, luego de que ayer el Dane revelara que el déficit en la balanza comercial del país se ubicó en 1.496 millones de dólares durante los cuatro primeros meses de este año.

En contraste, hace un año había un saldo a favor de 662 millones de dólares.

Visto con mayor detalle, mientras que solo en dos meses del 2013 hubo déficit, en el 2014 aparecen números rojos entre febrero y abril.

Es más, en este último mes se disparó, al sobrepasar los 905 millones de dólares, lo que no se había visto desde finales del 2008.

Tal situación resulta de un crecimiento de 4,6 por ciento en las importaciones colombianas (en línea con el desempeño de la economía), al ubicarse en 19.287 millones de dólares, mientras que las ventas externas del país retrocedieron 6,7 por ciento, hasta los 17.791 millones de dólares.

Los productos que están impulsando las importaciones son los combustibles, pues el país actualmente no está en capacidad de producir todo lo que necesita para cumplir con las normas ambientales de calidad del diesel.

Por otro lado, han crecido las compras de bienes de capital para uso en la agricultura y la industria, así como algunos artículos de consumo masivo.

Si bien hay déficit en los productos que no se hacen en Colombia, como la maquinaria y algunos bienes con mayor incorporación de tecnología, lo cierto es que hay desbalances en artículos como textiles, confecciones, cuero y calzado, que sí tienen producción nacional.

LOS RIESGOS

El problema no es tanto que crezcan las compras de productos al exterior, sino que las exportaciones no levanten cabeza.

El presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz, explica que esto tiene que ver con una menor demanda en los mercados internacionales, a lo que se suma una caída en los precios de algunas materias primas que exporta Colombia.

Como se recuerda, las exportaciones de materias primas tienen una participación superior al 70 por ciento dentro de la canasta exportadora colombiana.

Recientemente, el director de Fedesarrollo, Leonardo Villar, dijo que “el sector público y el privado están gastando más en importaciones que lo que generan sus exportaciones, y eso preocupa, sobre todo en el momento en el que los precios altos del petróleo empiecen a caer”.

De hecho, esta situación ha sido advertida en varias ocasiones por el centro de estudios Anif.

Un informe reciente señala que con el fin del ‘boom’ mineroenergético se pasará de un superávit en la balanza comercial de 0,7 por ciento del PIB que se produjo en el 2013, a un déficit que alcanzaría el 2,5 por ciento del PIB en menos de 10 años.

Entre tanto, Díaz añade que la caída en las ventas es un reflejo de que el Gobierno está acabando con los instrumentos de promoción de exportaciones (Plan Vallejo y algunos beneficios de las zonas francas) “y por eso debe arrancar con un plan estratégico para recuperar la dinámica exportadora”.

Aunque en otras épocas el comercio colombiano ha tenido sus desequilibrios, en esta oportunidad preocupa que se está ampliando el descuadre en las cuentas externas en momentos en que la inversión extranjera directa está comenzando a disminuir.

Así lo señala Mauricio Reina, investigador asociado de Fedesarrollo, al explicar que los riesgos principales de esta situación son que la economía está expuesta a reducir su ritmo de crecimiento y a que la tasa de cambio tenga ajustes bruscos.

LA MITAD DE LAS IMPORTACIONES PROVIENE DE TRES PAÍSES

Estados Unidos sigue siendo, de lejos, el principal socio comercial de Colombia. Concentra el 27 por ciento de los bienes que importa Colombia, y solo en el primer cuatrimestre el incremento fue de 13,5 por ciento.

Por eso, este es el país con el cual se produjo el mayor déficit comercial, el cual superó los 1.352 millones de dólares.

Esto tiene que ver con el crecimiento de las importaciones colombianas de combustibles.

Por su parte, México y China se mantienen en los primeros lugares del déficit. En el caso del país azteca, el descuadre sobrepasa los 1.100 millones de dólares, una cifra similar a la que se produjo con China.