Alerta con las diferentes enfermedades respiratorias

Aunque los picos de la Enfermedad Respiratoria Aguda (ERA) se dan en las épocas de invierno, es decir, entre marzo a junio y de septiembre a noviembre, actualmente se ve un fenómeno diferente, en parte por el llamado cambio climático, que ha llevado a que las temporadas lluviosas no se den exclusivamente en esos meses.

POR:
julio 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-31

Como consecuencia, el aumento en los casos de ERA se presenta ahora casi todo el año. Solo en lo que va corrido de este 2008 se han atendido, en las Salas de Era, cerca de 18 mil menores de 5 años, con algún grado de dificultad respiratoria, y más de 270 mil consultas (en todas las edades) por la presencia de síntomas relacionados, según las cifras de la Secretaría Distrital de Salud, en Bogotá. Además de los cambios de temperatura y las lluvias, hay que tener en cuenta otros factores que influyen en su presencia, entre ellos los ambientales, como la contaminación y la convivencia en espacios cerrados y húmedos, que facilitan la propagación de los virus transmisores. En el caso de la contaminación, según la Secretaría Distrital de Ambiente, en Bogotá, los niveles más altos se concentran en el centro y sur este de la ciudad. Se han realizado estudios sobre la relación directa entre el alto nivel de contaminación y el número de casos de ERA en la localidad de Puente Aranda, en Bogotá, en donde se muestra una relación entre el aumento del material particulado y los casos atendidos en los hospitales. Las zonas mas afectadas por ERA son San Cristóbal, Usme, Ciudad Bolívar, Bosa, Puente Aranda, Kennedy, Engativá y Suba. En general, se estima que los episodios de estas enfermedades pueden durar entre 8 y 15 días, cuando se practican los cuidados básicos. Sin embargo, cuando no hay respuesta adecuada, es necesario visitar al médico para evitar complicaciones que puedan llevar a daños irreversibles o la muerte. A abril del presente año, por ejemplo, solo en Bogotá, se habían presentado 35 decesos por ERA, frente a 38 que ocurrieron en el 2007. Según cifras de Secretaría Distrital de Salud, esta es la mayor causa de mortalidad en niños menores de cinco años. LAS MÁS COMUNES Y LOS CUIDADOS Entre las enfermedades respiratorias agudas más conocidas están la laringitis, una inflamación de la región de la laringe, lo que dificulta la respiración; la traqueitis, que se presenta con tos persistente e inflamación de la tráquea, y la bronquitis, que se manifiesta con malestar general, tos y fiebre. Igualmente tenemos la bronquiolitis, que ataca a los niños pequeños, causándoles tos, malestar y ruidos extraños al respirar, y la neumonía, que trae consigo malestares como la fiebre y dificultad para respirar. Explica el doctor Gustavo Aristizábal, asesor del Programa de ERA, de la Secretaría Distrital de Salud, que hay señales que pueden orientar a los cuidadores de niños y niñas sobre cuándo deben consultar: respiración rápida, hundimiento de la piel debajo de las costillas al respirar, vómito persistente o imposibilidad para recibir líquidos, ruidos en el pecho al respirar y/o convulsiones. En niños menores de 2 meses, adicionalmente, cuando se presenta fiebre o hipotermia, y en niños mayores, cuando se logra controlar la fiebre, pero persiste el decaimiento, es necesario consultar por urgencias a un profesional. Por lo demás, es clave mantener una nutrición óptima, sobre todo, en los primeros seis meses de vida, cuando lo primordial es la lactancia; tener el esquema de vacunación al día; evitar los ambientes contaminados y no fumar ni cocinar con leña, y lavarse las manos frecuentemente. QUÉ HACER PARA SENTIRSE MEJOR - Aliviar la irritación de la garganta con alimentos endulzados como la miel, que ayudan a disminuir el reflejo de la tos. - No suministrar jarabes para quitar la tos, debido a que esta es un mecanismo de defensa del sistema respiratorio. - Limpiar la nariz para permitir el flujo de aire, ayudando a la respiración y a la alimentación. - Usar ropa abrigada y evitar las corrientes de aire. - Tomar los medicamentos recetados por el médico a las horas y en las cantidades establecidas. No automedicarse. - Para algunas enfermedades respiratorias, como la influenza, existe vacuna, pero mucha gente no se la aplica. Debe colocarse anualmente, dado que el virus que la produce muta cada año. Su aplicación es gratuita para niños entre 6 y 23 meses y adultos mayores de 60 años.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido