Alerta en hospital de Tumaco por falta de energía eléctrica

Para no forzar la planta con la que funciona el centro asistencial, solo se enciende por unas horas.

POR:
agosto 17 de 2012 - 12:47 a.m.
2012-08-17

En las noches, el hospital de Tumaco opera, virtualmente, a punta de lámparas y de una pequeña planta de energía.

El apagón al que ha estado sometido pone cada minuto en riesgo la salud de los habitantes del puerto.

Ese es el dolor de cabeza que ha traído a ese centro asistencial el corte de energía forzoso desde el viernes pasado por el derribamiento de dos torres en zona rural.

Esta es una situación que golpea a todas las actividades en este puerto de Nariño habitado por unas 150.000 personas.

El regreso de la luz es incierto porque la columna Daniel Aldana de las Farc, a la que se atribuyen los atentados, echó abajo dos torres más a las 6 de la mañana de ayer, una en el kilómetro 34 de la vía Pasto y otra en el sector de Tangareal, informó la Centrales Eléctricas de Nariño (Cedenar).

Una tercera, en Altaquer era objeto de un operativo especial porque habría sido cercada en explosivos.

El jueves, en un campo minado, murieron dos operarios y un indígena cuando iban a reparar una de las torres.

Unas horas antes murió un soldado.

“Condenamos estos actos terroristas porque violan el Derecho Internacional Humanitario y los derechos humanos, al igual que afectan a la población civil”, declaró el gobernador de Nariño, Raúl Delgado Guerrero, quien considera que la región está sufriendo uno de los más fuertes golpes en los últimos años.

El mandatario seccional dijo que ahora se están utilizando unas minas difíciles de detectar, “que han ocasionado la muerte de cinco personas y heridas a seis personas más.

Por eso estamos reiterando nuestra enfática condena”, añadió Delgado.

“Hay zonas donde no han podido penetrar ni la fuerza pública ni los trabajadores de la electrificadora. Hago un llamado al Ejército a que disponga de los mejores recursos humanos y tecnológicos para salir de esta crisis que cada día se torna más difícil”, declaró Guerrero.

Ante ese cuadro, la directora del Instituto Departamental de Salud de Nariño, Elizabeth Trujillo de Cisneros, confirmó que el organismo puso en marcha, en Tumaco, la alerta amarilla hospitalaria como consecuencia de la falta de fluido eléctrico.

Como primera medida se dispuso el traslado desde Pasto de una planta eléctrica que en las próximas horas será instalada en el Hospital San Andrés con el claro objetivo de garantizar la atención médica de los pacientes más necesitados.

A la guerrilla de las Farc se le atribuye el derribamiento de dos torres de energía y que son las causantes de la falta de luz en Tumaco.

Siga bajando para encontrar más contenido