Alertan por sombras económicas

Una encuesta de Fedesarrollo alertó sobre la desaceleración industrial y pide hacer seguimiento de cerca al aparato productivo del país. Pero ¿qué tan grave es la desaceleración?

POR:
mayo 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-20

La Encuesta de Opinión Empresarial de Fedesarrollo, advierte que la disminución del empleo en la industria será la primera consecuencia que traerá el enfriamiento de ese sector económico. Con datos a abril, la entidad dice que evidencian que la demanda cae (sin embargo, se compara con abril del 2007 que tuvo Semana Santa). Aunque la frenada en el comercio al por menor y la caída de la industria son más visibles en marzo, no se limitan a ese mes. Entre enero y marzo del año pasado, las ventas del comercio superaron el 17 por ciento, mientras que en ese trimestre de este año van en 2,77 por ciento. Y la industria crecía en los tres primeros meses del año pasado a tasas del 15 por ciento, mientras que este año arrancó, en enero, creciendo menos de 5 por ciento y siguió en febrero con una tasa de 8,89 por ciento, para caer 9,43 por ciento en marzo. Incluso en abril del 2006, la última vez que la Semana Santa afectó el crecimiento industrial al caer en un mes distinto al del año anterior, la disminución de la producción solo fue de 2,46 por ciento. Según el director de Fedesarrollo, Mauricio Cárdenas, el sondeo, que se hace entre 500 empresas, indica que en la mayoría los inventarios están subiendo, los pedidos disminuyen, y que con la capacidad actual pueden responder a la demanda. La caída de producción se atribuye a que la revaluación aumentó la competencia para las compañías. INTERESES TAMBIÉN FRENAN Para la entidad, un tercer factor que explica el enfriamiento del sector manufacturero son las tasas de interés, pues el Emisor logró enfriar la demanda: desde el 2006 inició una paulatina subida de sus tasas de interés, de 6 a 9,75 por ciento. Entre tanto, otros indicadores permanecen fuertes: hasta febrero, el crecimiento de las exportaciones continuaba rompiendo marcas, mientras que el flujo de inversión extranjera seguía en niveles históricamente altos. Así mismo, las ventas de cemento, que en abril crecieron 20,6 por ciento, indican que sigue alta la actividad de construcción de obras civiles. Según las cifras provisionales de la Balanza Cambiaria, en los cuatro primeros meses del 2008 la inversión extranjera directa sumó 3.070 millones de dólares, un aumento de 42 por ciento con respecto a igual periodo del año pasado. Falta ver, pues, si el petróleo y las demás exportaciones, y las obras distintas a vivienda, mantienen el crecimiento económico en tasas elevadas.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido