Alertas por freno en la demanda y tasas al alza

A corde con la incertidumbre por la que atraviesa la economía mundial y las amenazas de desaceleración, los empresarios colombianos reportaron diversos factores que generan expectativa sobre la situación del país y el rumbo de la economía de los negocios en los próximos meses.

POR:
noviembre 15 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-15

Así lo revelan los resultados de la encuesta trimestral de Clima Empresarial Colombiano realizada por Datexco-Opinómetro para PORTAFOLIO, correspondiente al período julio-septiembre del presente año. A pesar de reportar una leve mejoría en la confianza sobre la situación del país para los próximos meses, los 1.101 encuestados en 12 ciudades capitales del país, aspectos como inseguridad, impuestos y contrabando preocupan cada vez más a los empresarios, en tanto que se mantiene el pedido para que el Gobierno oriente su política económica hacia la generación de empleo, a pesar de que éste mantiene una tendencia a descender, hasta el punto de que se encuentra cerca de un dígito, pero sigue siendo uno de los más altos de América Latina. De acuerdo con los resultados de la consulta, las empresas son cautelosas a la hora de planear nuevas inversiones tanto en el país como en el exterior. En el tercer trimestre de este año solo el 26,2 por ciento de los ejecutivos consultados anunció que hará inversiones en el país. Este es el segundo trimestre consecutivo en que los empresarios admiten que no tienen interés en ampliar sus negocios. El anterior comportamiento coincide con la incertidumbre que enfrenta la economía por la crisis hipotecaria de Estados Unidos y la posibilidad de un mayor impacto sobre los países en desarrollo, entre ellos Colombia. De hecho, las exportaciones nacionales, especialmente las denominadas ‘menores’ a E.U. han descendido en lo que va corrido del año. Según el Departamento de Comercio de Estados Unidos, mientras en agosto pasado la balanza comercial con Estados Unidos registró un superávit comercial de 260 millones de dólares, en septiembre cayó a 80 millones. Es más en los nueve primeros meses del año el superávit fue de apenas 625 millones de dólares contra más de 2.000 millones del mismo período del 2006. Así mismo, la demora en la aprobación del Tratado de Libre Comercio por parte del Congreso de Estados Unidos ha hecho que los empresarios pierdan interés por el tema, pues la incertidumbre sobre la fecha en que éste entrará en vigencia lleva carca de dos años. Es más, los exportadores consideran que mientras se prorroguen las preferencias arancelarias, el país podrá seguir compitiendo en ese mercado. Sin embargo, los importadores de materias primas esperan que el TLC empiece a regir para conseguir mejores precios. Según los resultados de la encuesta, solo el 1,9 por ciento de los encuestados considera urgente mejorar las relaciones comerciales con los Estados Unidos. De otro lado, los pedidos de fin de año, hecho que siempre se da a comienzos del segundo semestre, impulsó un incremento en las ventas del período, tal como lo reportaron los empresarios consultados. Sin embargo, aunque los altos niveles de consumo se mantienen, las ventas del tercer trimestre de este año fueron inferiores a las del mismo período del 2006. Entre julio y septiembre de 2007 el 31 por ciento de los empresarios reportó aumentos, en tanto que el igual lapso del año pasado el reporte positivo fue del 35 por ciento de los consultados. Finalmente, de acuerdo con las respuestas dadas a las 13 preguntas de la encuesta, los empresarios evidencias diversas dudas sobre el rumbo de la economía y muestran un elevado nivel de cautela en las decisiones sobre sus negocios. Es más, solamente el 4,8 por ciento de los consultados considera que la economía crecerá este año por encima de 5,1 por ciento, mientras que la meta del Gobierno es superior al 6 por ciento y la proyección del Fondo Monetario Internacional (FMI) asciende a 6,7 por ciento para este año.

Siga bajando para encontrar más contenido