En una alianza con Aero República estaría interesado Air France, reveló Christian Herzog

El director general para América de la aerolínea francesa dijo que les interesa acercarse a la compañía colombiana. "Todo depende de que las conversaciones que tengamos sean fructíferas".

POR:
julio 11 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-11

¿Cuál es la situación de las aerolíneas en el mundo?

Después de un año de utilidades en el 2007, este año la gran mayoría de las compañías aéreas en el mundo están perdiendo dinero. Los estimativos son de un saldo en rojo que puede oscilar entre 2.500 y 6.000 millones de dólares, dependiendo de cómo evolucione el precio de la gasolina que, como hemos visto, no ha disminuido. Claramente, la industria está en grandes dificultades económicas.

¿Qué otro tema les preocupa?

Hemos también visto que hay una desaceleración mundial, particularmente en los países más ricos, con lo cual el tráfico de pasajeros está creciendo de manera más lenta.

¿Cómo están ustedes frente a esa realidad?

Afortunadamente Air France-KLM está en mejor situación. El año pasado tuvimos utilidades y nuestra esperanza es tener un saldo en negro en el 2008.

¿Qué explica la crisis?

La crisis tiene como explicación los costos. El combustible que hace 10 años pesaba cerca del 5 por ciento, ahora ha aumentado hasta más de la mitad de los costos en las rutas más largas.

¿Qué opciones hay?

Como es necesario que las compañías continúen operando, el dilema es qué proporción de ese aumento en el precio de los combustibles puede ser asumido por los usuarios, a sabiendas de que un valor mucho más alto en el precio de los tiquetes puede afectar la demanda. El hecho de que la mayoría de las compañías están perdiendo dinero prueba que los usuarios del servicio han resultado, relativamente, menos afectados.

¿Cómo reaccionar?

Hay que tener capacidad de invertir. Eso es claro y es tal vez más importante ahora que antes. La razón es que son necesarios aviones modernos que consuman menos combustible, así como aparatos de mayor tamaño como, por ejemplo, el A-380. Ese es nuestro caso.

Usted maneja la operación en todo el continente americano...

Así es. La verdadera fortaleza de Air France-KLM es tener un portafolio amplio de rutas con presencia fuerte, en el caso de las Américas, en el norte y en el sur, cuyas realidades son bien diferentes hoy.

En lo que tiene que ver con Latinoamérica, tenemos una compañía que sirve de referencia, que cuenta con una participación muy importante en el mercado y que se ha beneficiado del crecimiento que ha tenido la región. En Norteamérica, nuestro paso más reciente es el joint venture que venimos de desarrollar con Delta, en el caso de Air France, pues KLM y Northwest ya tienen un acuerdo desde hace casi 10 años. Por lo tanto nuestro objetivo es ofrecerles nuevas propuestas a los clientes con las cuatro marcas y estamos en el proceso de aprobación del esquema por parte de las autoridades respectivas.

Hoy en día representamos casi una cuarta parte del tráfico total entre América del Norte y Europa, lo cual es muy importante.

¿Qué sigue para Latinoamérica?

El periodo de desarrollo que hemos visto en América Latina, creemos que va a continuar. Parte de esa razón tiene que ver con Colombia, en donde el tráfico ha sido muy dinámico. Por ejemplo, el número de pasajeros que transportamos, vía París, al lejano oriente, ha aumentado a una tasa anual del 40 por ciento.

¿Qué viene en los cinco próximos años?

Vamos a seguir creciendo y tenemos ya planes en marcha, aunque con la flexibilidad del caso. Pienso que nuestra competencia se va a mover, con cambios o aumentos de capacidad en casos concretos.

¿Y en Colombia?

Hablamos mucho con el grupo Copa y nos interesa acercarnos a Aero República. Es una buena compañía que está en proceso de cambio de su flota, ha tenido un desarrollo rápido y es apreciada por los clientes, por lo cual a nosotros nos gustaría tener una relación más estrecha. Todo depende, por supuesto, de que las conversaciones que tengamos sean fructíferas. Por ahora, nuestro objetivo inmediato es trabajar con Copa y su operación en Panamá.

¿Cuál es el secreto de Air France-KLM para seguir siendo rentable?

Son muchos secretos: una política y una estrategia claras, basadas en el crecimiento rentable y en el desarrollo de instalaciones, como es el caso del aeropuerto en París. Tenemos una política de agrupación de destinos alrededor de hubs, de equilibrio de rutas, de mantener dos marcas. Usamos la cobertura de combustibles, mantenemos una flota joven y buscamos sinergias, además de una buena relación con el personal.

Tratamos de ser fieles a nuestros empleados y a nuestros clientes y evitamos las políticas de pare y siga.

Algunas cifras de Air France

Con ventas por más de 24.000 millones de euros en el 2007, el Grupo Air France-KLM es la compañía aérea de mayores ingresos en el mundo, la más importante de Europa y la primera en transporte de carga. Gracias a sus 606 aviones y a más de 104.000 empleados, el conglomerado es uno de los mejores preparados para sortear la compleja situación que vive el sector como consecuencia del alza en el precio de los combustibles.

Por ejemplo, entre 2000 y 2006 la empresa logró disminuir en 12 por ciento el consumo de gasolina por pasajero, renovando de paso su compromiso con el medio ambiente.

Siga bajando para encontrar más contenido