¿Alianza o desacuerdo del Pacífico?

¿Alianza o desacuerdo del Pacífico?

POR:
febrero 27 de 2013 - 05:00 a.m.
2013-02-27

Los presidentes de Chile, Colombia, México y Perú suscribieron la Declaración de Lima el 28 de abril de 2011, por medio de la cual acordaron conformar un área de integración profunda. Este proceso, conocido como Alianza del Pacífico -sugerido el año anterior por el entonces presidente de Perú, Alan García- se apoya en un Acuerdo Marco que homologaría los TLC existentes entre sus miembros. El Acuerdo Marco firmado por los mandatarios en Chile, el 6 de junio de 2012, define los objetivos de la Alianza del Pacífico; entre ellos, sobresale la construcción "participativa y consensuad" de una zona de libre comercio que vislumbre la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, a fin de convertir la Alianza en una "plataforma de articulación política, de integración económica y comercial, y de proyección al mundo, con especial énfasis en el Asia-Pacífico". La Alianza del Pacífico arrancó en Colombia con el pie izquierdo. Pese a la voluntad política de los mandatarios de los países miembros, que concibe la integración 'participativa y consensuada', los negociadores del Ministerio de Comercio no convocaron inicialmente a los gremios de la agricultura nacional, ni a todas las instancias gubernamentales. Para enmendar lo anterior, el Viceministerio de Comercio ahora congrega a todos los gremios para "socializar el estado de las negociaciones" y "pedir el acompañamiento y propuestas del sector privado en este proceso y, específicamente en algunos temas sensibles como las reglas de origen, las franjas de precios, y la liberalización arancelaria", asuntos que riñen con lo acordado por los jefes de Estado en el Acuerdo Marco y quebrantan el orden constitucional que exige la conveniencia nacional de los TLC. El Acuerdo Marco determina que la Alianza del Pacífico "no reemplazará, ni modificará los acuerdos económicos, comerciales y de integración bilaterales, regionales o multilaterales vigentes entre las partes". Las propuestas planteadas al amparo de la Alianza del Pacífico -que procuran acordar afanosamente esta semana los negociadores colombianos reunidos sigilosamente en ciudad de México- incluyen la inmediata liberalización comercial del 90 por ciento del universo de bienes. En el caso de Colombia, esta propuesta, sin consenso nacional, supera lo acordado en los TLC con Chile y México, con lo cual se violaría el Acuerdo Marco suscrito por los mandatarios de la Alianza del Pacífico que salvaguarda la intangibilidad de los acuerdos vigentes. Más grave aún, la propuesta de liberalización de la Alianza del Pacífico no genera nuevas oportunidades comerciales para nuestro país, si acaso lo contrario, dado que encarna concesiones unilaterales de Colombia a favor de México y Chile, que de concretarse, se traducirían en detrimento de la balanza comercial y del empleo en el campo colombiano. Andrés Espinosa Fenwarth* *CEO de Inverdies andresespinosa@inver10.co

Siga bajando para encontrar más contenido