Alianzas tecnológicas en las ciudades

Findeter, Microsoft y la Fundación Metrópoli en pro de la revolución digital en las regiones.

POR:
abril 24 de 2014 - 12:03 a.m.
2014-04-24

Como una iniciativa que apuesta por la innovación, la alianza de estas tres entidades busca integrar el mundo físico y virtual, estableciendo como principal materia prima el diálogo fructífero entre la tecnología digital y el territorio, para lograr el impulso del talento y la creatividad de las ciudades, y así permitir que sean más humanas, solidarias, innovadoras, competitivas y sostenibles.

El concepto del diamante, subraya un informe de Microsoft, tiene que ver con el nivel de complementariedad estratégica entre ciudades y componentes de un territorio.

“Esa es la fórmula que hace posible trazar retos tan importantes como la sostenibilidad, cohesión y competitividad, que resultan claves para el futuro, siempre y cuando se aprovechen las sinergias entre la infraestructura de las áreas metropolitanas, los sistemas urbanos, las ciudades medias, los ámbitos rurales, los espacios de costa, los corredores ecológicos, las áreas naturales y las plataformas digitales”, afirma.

Para llevar a cabo esta alianza estratégica de colaboración se firmó un memorando de entendimiento a finales del año pasado que estableció los términos de la implementación del proyecto y el marco general de las relaciones entre las entidades involucradas (Microsoft, Findeter, Fundación Metrópoli y el Next Cities Lab).

En dicho memorando, el Gobierno -a través de Findeter- estará a cargo del liderazgo institucional y la orientación estratégica del proyecto, facilitará el acceso del laboratorio de investigación, (denominado Next Cities Lab) a los departamentos y ciudades del territorio enmarcado, facilitará el acceso a estudios, planes y proyectos realizados por parte del Estado, y aportará los recursos económicos necesarios para el desarrollo de las investigaciones trazadas.

Por su parte, Microsoft aportará la asistencia técnica integrada en los equipos del Next Cities Lab para el diagnóstico de la estructura y funcionamiento de las plataformas digitales actuales y las recomendaciones sobre soluciones digitales apropiadas para la configuración del territorio diamante, y en particular, contribuirá con la identificación de soluciones digitales específicas para los proyectos estratégicos que se definan en la investigación.

A lo anterior se suma el programa Digital Economy Platform, que consiste en un conjunto de iniciativas de impulso a la mejora de las capacidades del territorio del diamante, en materia de cultura y desarrollo digital.

“La multinacional habilitará programas de formación, software gratuito o en condiciones muy favorables para las universidades, emprendedores e instituciones sin ánimo de lucro de estas áreas, con el fin de enseñarles sobre revolución digital, computación en la nube, dispositivos móviles, redes sociales y big data, agrega la investigación”.

De forma similar, la Fundación Metrópoli aportará los conceptos e investigaciones previas, los documentos asociados a la filosofía de los territorios inteligentes, las metodologías de trabajo basadas en la identificación de los clústeres de excelencia y la detección de proyectos estratégicos con capacidad de crear ventajas competitivas en el territorio.

¿QUÉ ES EL NEXT CITIES LAB?

Para potenciar las oportunidades de desarrollo económico y social, asociadas a la revolución digital y a las nuevas escalas del territorio, Microsoft y la Fundación Metrópoli organizaron un centro de investigación con capacidad operativa para el diseño de territorios inteligentes en la intersección entre las estructuras físicas de las ciudades y las plataformas digitales de última generación.

Estas plataformas resultan, en criterio de las compañías, decisivas para mejorar la coherencia y la competitividad de las ciudades y territorios del futuro. Next Cities Lab ha sido creado, según los aliados de dicha iniciativa, con la visión de liderar el campo de las soluciones urbanas mediante la aplicación de un modelo único que integra la transformación física y digital de las ciudades para generar cambios reales. “Ambas instituciones aportan activos específicos de liderazgo y experiencia en sus campos correspondientes”, concluye.

Siga bajando para encontrar más contenido