Alimento, complemento o suplemento | Finanzas | Economía | Portafolio

Alimento, complemento o suplemento

Durante el embarazo, la mujer requiere de suplementos de acido fólico para prevenir defectos de tubo neural del neonato; hierro para prevenir anemia en la gestante y el neonato, retraso en el crecimiento intrauterino del feto y bajo peso al nacer. También, puede necesitar calcio, en casos donde el consumo de este mineral en la dieta es deficiente o en gestantes con intolerancia a la lactosa.

POR:
marzo 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-29

Pero, “la formulación de estos suplementos la debe realizar el médico tratante, vigilando la tolerancia de los mismos, es decir, se deben consumir siempre bajo un estricto control, ya que cada caso es particular”, explica Alicia Cleves Huergo, nutricionista dietista de Colsánitas. Y este consejo debe aplicarse no solo en el caso de la mujer embarazada, sino en cualquier persona que piense en esta opción, pues si bien, los suplementos son una fórmula diseñada para suplir el déficit especifico de un nutriente, y en el mercado se encuentran vitaminas y minerales, por ejemplo, zinc, hierro, calcio, vitaminas C y A, entre otros, no hay que abusar de ellos, automedicándose. Tampoco, de los complementos, que son “una fórmula completa elaborada con nutrientes específicos, con el objetivo de poder ser utilizada para completar una dieta parcial o totalmente”, explica Sandra Patricia Alfaro B., nutricionista dietista del Centro Médico Imbanaco, en Cali. Si bien, estos contienen macro y micronutrientes que se ajustan a los requerimientos nutricionales diarios de la población, por grupos de edad y alteraciones metabólicas, hay que tener moderación. Claros ejemplos son la bienestarina y las fórmulas comerciales para alimentación por sonda o vía oral. Como todo, el exceso es nocivo, esto hay que tenerlo muy presente. Por eso, Alfaro insiste en que “el uso de suplementos y complementos debe tener supervisión médica nutricional, ya que si se toman de manera indiscriminada, puede afectar la salud, generando la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles como obesidad, ciertos tipos de cáncer, males cardio y cerebro vasculares, así como la formación de cálculos renales, entre otras”. El suplemento se emplea cuando se comprueba que existen deficiencias de un nutriente específico, por ejemplo, en la anemia ferropénica hay carencia de hierro y se debe suplementar este mineral. El complemento se utiliza cuando se requiere mejorar el estado nutricional y mediante la dieta no se logran cubrir los requerimientos nutricionales Un buen balance Si tiene hábitos de alimentación saludable y equilibrados no tendrá problemas nutricionales ni carencias. Por lo demás: 1. Consuma alimentos de todos los grupos (formadores, energéticos y reguladores). 2. Hágalo de manera fraccionada y en porciones pequeñas. 3. Mantenga el peso dentro de los parámetros adecuados. 4. Consuma diariamente frutas, verduras y cereales de grano entero. 5. Disminuya el consumo de sal y azúcar. 6. Tome suficiente agua diariamente. 7. Saque espacio dentro de sus actividades diarias para realizar algún tipo de ejercicio que genere gasto de energía. 8. Si siente alguna molestia, no dude en consultar y seguir las indicaciones. 9. No abuse de suplementos y complementos, su uso debe estar siempre recomendado por el nutricionista dietista o por su médico particular.ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido