Alistan cambios a régimen en seguros; se busca que puedan invertir más en el exterior o en finca raíz

Los rendimientos de inversiones en mercados financieros han sido el salvavidas de los resultados de la industria aseguradora en los últimos meses, mucho más que las operaciones propias del negocio.

POR:
mayo 22 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-22

Ante la importancia de los portafolios de estas compañías, el sector, junto a la Superintendencia Financiera y el Ministerio de Hacienda, preparan una serie de ajustes en el régimen de inversiones de las compañías de seguros, que se espera sean publicados esta semana para comentarios.

La directora financiera de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), María Claudia Cuevas, señala que este ajuste se hace por la necesidad de modernizar la estructura que existe en la actualidad, vigente desde el 2001 y desde esa época hasta hoy, los mercados financieros han sufrido fuertes cambios.

La propuesta, contenida en un proyecto de decreto, tiene como objetivo principal aumentar los límites que tienen las compañías a la hora de colocar los recursos de las reservas técnicas en diferentes activos.

Los principales cambios estarían relacionados con los seguros de vida. Por ejemplo, podrían invertir hasta el 5 por ciento de sus reservas en fondos de capital privado en el exterior, y hasta un 40 por ciento en títulos participativos, es decir renta variable local y extranjera. Actualmente, el límite es de 30 por ciento, el mismo que en seguros generales.

De esta forma, la idea es hacer una diferenciación en los requerimientos, dependiendo de si se trata de una compañía de seguros generales o de seguros de vida. Esto, teniendo en cuenta que las inversiones deben ser acordes con los tiempos que manejan estas firmas. Por ejemplo, las pólizas de vida tienen plazos mayores que las de los seguros generales y, por ello, necesitan condiciones particulares para cubrir los riesgos de tasa de cambio y de tasa de interés, entre otros elementos.

Otra de las finalidades es que las compañías cuenten con más vehículos de inversión. De concretarse esta iniciativa, podrían quedar incluidos nuevamente los bienes raíces, que en el decreto del 2001 quedaron por fuera como consecuencia de la crisis hipotecaria de finales de la década de los 90.

También se planteó que estas compañías puedan tener participaciones en carteras colectivas inmobiliarias. Pero en este punto, quedan excluidas las compañías de seguros generales.

Si bien los mercados apenas se están reponiendo de la pérdida de valor provocada por la crisis internacional, las aseguradoras quieren tener más exposición a activos en el exterior.

Siga bajando para encontrar más contenido