Aliviar la carga fiscal con nuevo canje de deuda

Con el propósito de aliviar el peso fiscal que tiene la nación para los próximos años, el Gobierno decidió ayer dar un nuevo respiro al pago de la deuda interna, alargando los vencimientos de dichas obligaciones.

Finanzas
POR:
abril 22 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-22

Así, el Ministerio de Hacienda lanzó un nuevo canje de Títulos de Tesorería (TES) para recoger algunos de los que vencen de aquí a cinco años y reemplazarlos por otros que pagará a más largo plazo (hasta dentro de 13 años). Con cada operación de canje, el Gobierno puede liberar recursos que tenía destinados al pago de deuda privada, la cual está básicamente en manos de inversionistas institucionales como bancos, comisionistas de bolsa, compañías de seguros y fondos de pensiones y cesantías, además de empresas públicas que invierten buena parte de sus recursos en los bonos oficiales. El Ministerio de Hacienda informó que en la operación se intercambiarán TES de tasa fija con vencimiento en noviembre del 2010, agosto del 2012, noviembre del 2013, mayo del 2014 y octubre de 2015, además de títulos en UVR que vencen en septiembre del 2010 y enero del 2012. A cambio, a los inversionistas se les entregará TES en UVR con vencimiento en marzo del 2013, mayo del 2017 y febrero del 2023. Los bonos UVR del 2017 corresponden a una nueva referencia del mercado, es decir, es la primera vez que salen al sistema estos títulos a ese plazo. El Gobierno dijo que los objetivos de la operación se resumen en mantener la dinámica en la administración de la deuda pública interna y realizar operaciones de manejo que respondan a las expectativas de los inversionistas, al tiempo que se ajusten al perfil de vencimientos de la nación. Dudas por la inflación Algunos operadores tomaron la medida de canje con cautela por considerar que los TES que entregará la nación estarán atados a la UVR, que, a su vez, depende de la inflación y por ello se pueden correr algunos riesgos de desvalorización si los precios de la canasta familiar aumentan. Según Daniel Velandia, de Correval, en los canjes anteriores los montos intercambiados estuvieron entre 3 y 4 billones de pesos y es posible que en esta oportunidad el volumen sea menor. ANDRUI