Más allá de lo anecdótico

El rifirrafe entre el rey de España y el presidente Chávez opacó los otros temas de la Cumbre presidencial celebrada en Santiago de Chile la semana pasada. El “por qué no te callas” se volvió moda y lo sustancial del encuentro ha pasado desapercibido para la opinión pública. Comenzando por el tema central de la cohesión social y las políticas sociales para que las sociedades sean más justas e incluyentes. Vale decir para que tengan en cuenta a los millones de seres que subsisten en la pobreza y que están excluidos de los beneficios económicos. Una Declaración y un Plan de Acción con numerosos puntos buscan cambiar una situación injusta. Ojalá no se quede tal propuesta en palabras como ha ocurrido con las declaraciones anteriores.

POR:
noviembre 15 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-15

El crecimiento económico debe ser perdurable, dijeron, y garantizar el desarrollo humano sustentable. Para ello es indispensable “crear puestos de trabajo decente y de calidad”. ¿Qué es un trabajo decente y de calidad? No lo dijeron, pero puede suponerse que es aquel que es retribuido con un salario que permita a quien lo recibe satisfacer al menos sus necesidades esenciales de alimentación, salud, seguridad social, educación y vivienda. Lo que no se logra ciertamente con el mínimo nuestro. Ahora que se comienza a discutir el monto del salario mínimo para el 2008 debe tenerse en cuenta la observación de los presidentes para que se aplique en Colombia. La superación de la pobreza, la desigualdad y el hambre, uno de los Objetivos del Milenio, no se logra solamente con políticas paternalistas. Un salario justo es una medida eficaz para lograrlas. Las políticas sociales sin financiamiento son ineficaces. Por eso los presidentes acordaron ‘implementar reformas tributarias’ y mejorar la administración tributaria evitando el fraude y la evasión, para que sean viables. Este es un punto importante. La corrupción, pública y privada, se engulle los recursos escasos destinados a los más pobres y si no se combate con decisión será muy difícil alcanzar las metas sociales que nos conduzcan a la equidad y a la justicia. Para reforzar la campaña contra la corrupción y acercar más al ciudadano a su gobierno, los presidentes adoptaron la Carta Iberoamericana de Gobierno Electrónico aprobada por los ministros de los países desde el pasado mes de junio. La idea es “reducir la brecha digital y convertir la Sociedad de la Información y el Conocimiento en una oportunidad para todos”. Lograrlo no es sencillo. Se necesita que un gran porcentaje de la población tenga acceso al Internet y para conseguirlo queda mucho camino por recorrer. El objetivo es facilitar la participación ciudadana en la gestión pública mediante la universalización de los servicios electrónicos y disminuir la distancia entre gobernantes y gobernados. ¿Una meta inalcanzable? El 2008 fue declarado como el ‘Año Iberoamericano contra todas las formas de Discriminación’. Habrá que comenzar a identificarlas. ¿Cuántas formas de discriminación tenemos en Colombia y cómo las combatiremos? Gustavo Tobón Londoño Decano Facultad de Economía, U. Piloto Las políticas sociales sin financiamiento son ineficaces”.

Siga bajando para encontrar más contenido