Más allá de las zonas comunes

El mercado colombiano ha madurado y los copropietarios son más exigentes y conscientes del valor de su propiedad y de lo que valdría reconstruir su bien en caso de siniestro.

POR:
mayo 21 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-21

Es por eso, que cada vez más la adquisición de un seguro figura en los primeros lugares dentro de las prioridades. “Los productos dirigidos a las copropiedades han ganado una participación importante en el portafolio de las compañías de seguros que brindan esa alternativa de protección”, explica Nés tor Raúl Hernández, gerente de Seguros Generales del grupo Generali Colombia. En este campo, solo esta compañía mostró un crecimiento que supera el 25 por ciento en el periodo enero-abril 2008-2009, “una cifra bastante satisfactoria, respaldada por el excelente resultado técnico”, dice Hernández. Básicamente, el fin de los seguros de copropiedad es amparar los bienes comunes o las partes del edificio o conjunto sometido a régimen de propiedad horizontal que pertenecen a todos los propietarios de bienes privados, que por naturaleza o destinación, permiten o facilitan la existencia, estabilidad, funcionamiento, conservación, seguridad, uso, goce o explotación de los bienes de dominio particular. Liberty Seguros, para citar otro ejemplo, maneja un seguro integral donde se incluyen bienes de uso común, fachada, pisos, techos, puertas, ventanas, portería, zonas verdes, instalaciones fijas, (redes de agua, gas, teléfono y electricidad) y otras propias del edificio, subestaciones, escaleras, ascensores, cerramientos, ductos y parqueaderos que, a pesar de ser privados, entran en el rango de zona común, entre otros. "Usted establece la estructura de las coberturas requeridas para su copropiedad, lo que permite que el producto se adapte a sus necesidades. No aplica depreciación por uso en pérdidas parciales y, además, se dan amplias formas de pago y financiación", comenta Nelson A. Téllez E, técnico de Liberty Seguros S.A. Suramericana, por su parte, ofrece algunos valores agregados a este tipo de seguros y coberturas adicionales, como asistencia jurídica, avalúos, asistencia domiciliaria de emergencia ante daños de plomería, energía o cerrajería y servicios educativos sobre manejo de riesgos. Seguros del Estado tiene un paquete que incluye un amparo de manejo para el administrador de la copropiedad, miembros del consejo de administración y empleados de la misma, uno frente a la pérdida de cuotas de administración por muerte del copropietario, habitante o arrendatario y asistencia a la copropiedad como (plomero y cerrajero). ''Seguros que son muy frecuentes, como los daños a los residentes y a terceros, que además generan graves conflictos personales".PATRIMONIO PROTEGIDO Aunque la obligatoriedad de los seguros se da por ley y esta no establece una sanción, si es claro que quienes los constituyan responderán ante los afectados por su no contratación, con su propio patrimonio. Es por ello que si la Asamblea o el Consejo no aseguran o no lo hacen sobre el monto real para poder reconstruir, se tendrá que dejar constancia de quien no esté de acuerdo para evitar responsabilidad. Además, como afirma María Isabel Silva, presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, "sería conveniente hacer una modificación legislativa para establecer que sea obligatorio, además de incendio y terremoto, una póliza de responsabilidad civil que garantice las debidas indemnizaciones en casos que son muy frecuentes, como los daños a los residentes y a terceros, que además generan graves conflictos personales".WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido