Alpina busca mejorar el entorno

La compañía de lácteos obtuvo el Premio a la Responsabilidad Social de PORTAFOLIO.

POR:
diciembre 02 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-12-02

En este tema, su meta es generar prosperidad colectiva en los lugares donde está presente. Los 'alpinistas' tienen claro que el Premio a la Responsabilidad Social que les otorgó anoche PORTAFOLIO es un reto para trabajar más a favor de las comunidades que los ayuda a crecer.

De esta manera, el presidente Alpina, Julián Jaramillo, explica el significado de este galardón, y agrega que para la compañía la responsabilidad social se entiende como el cumplimiento del propósito de generar prosperidad colectiva en los lugares donde está presente.

A su juicio, esa responsabilidad se traduce "no solamente en alimentar a nuestros consumidores, sino en crecer de la mano con aquellas comunidades que nos rodean, desarrollando responsablemente nuestra cadena de valor".

La empresa tiene varios programas en marcha. Sin embargo, Jaramillo destaca una política que concentrará la atención de la compañía en los próximos dos años. Se trata de innovar en el manejo de los residuos pos consumos.

El presidente de Alpina llama la atención en que es necesario educar a los colombianos en la puesta en marcha de esta estrategia y trascender para que este reciclaje se convierta en una oportunidad de negocio inclusivo.

En otros campos de la sostenibilidad ambiental, Julián Jaramillo advierte avances de la compañía.

Por ejemplo, el calibre de los envases de plástico se ha reducido casi a la mitad y se han hecho ahorros sustanciales en agua, teniendo en cuenta que esa es una variable difícil de disminuir en la industria de alimentos. En ese sentido, explica que se ha logrado pasar de gastos de 25 litros de agua por litro de leche procesada a 5 litros de agua a la fecha.

En reutilización de cajas de cartón y de papel también hay avances concretos. Por ejemplo, ha logrado reciclar más de 122.000 cajas al año y reducir más de 150 toneladas de otros insumos con cargo a la reducción de CO2.

Las buenas prácticas se han extendido a los 52 distribuidores de la compañía con resultados positivos.

"Queremos decir en unos años que todos los actores de la cadena de valor llevan prácticas de sostenibilidad", dice Julián Jaramillo. En aprovisionamiento, Alpina ha trabajado con cultivadores de mora en la zona de Caldas y con comunidades indígenas en la transferencia de conocimiento para enseñarles que con los recursos que generan pueden producir mejor, generar ingresos y nutrir y educar a sus familias .

Para validar que las alianzas públicas y privadas funcionan en materia de responsabilidad social, destaca el trabajo con la Alcaldía de Sopó, la Fundación Carulla y la Red Juntos. La meta es que 42 familias que están debajo de la línea de pobreza salgan de esa situación, para que así, el municipio de Sopó se convierta en el primero del país sin habitantes en esas condiciones.

Siga bajando para encontrar más contenido