La alta ejecutiva que logró convencer a dos sindicatos

Marie Claude Joachim dice que los sindicatos no acaban con las empresas. Promovió uno en Carrefour y consiguió con otro un acuerdo histórico en Fenoco.

POR:
octubre 27 de 2013 - 03:23 a.m.
2013-10-27

Convencida de que siempre hay una mejor manera de hacer las cosas, María Claude Joachim abrió un nuevo camino en las negociaciones de las empresas con los sindicatos.

En su historial aparece como promotora en Colombia de la primera asociación de trabajadores de la cadena de supermercados Carrefour (hoy Cencosud) y como la ejecutiva que logró ablandar el conflicto laboral que llevaba desde hace cinco años Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco) con su sindicato mayoritario: Sintraime.

“Creo profundamente que los sindicatos no acaban con las empresas. Al trabajador hay que darle una voz real”, afirma la abogada de padre haitiano y madre colombiana, hoy gerente de gestión humana y comunicaciones de Fenoco, de propiedad de las principales mineras del Cesar y Magdalena (Drummond, Glencore, CNR).

–¿Y qué argumentos ha utilizado para convencer a las empresas de darles participación a los trabajadores?

–Las empresas que no tienen sindicato y que son paternalistas también pueden acabarse. Finalmente son los directivos los que definen los rumbos de las compañías y deciden hasta dónde escuchan a los trabajadores.

Joachim convenció a los directivos de la multinacional Carrefour, en ese momento con 15 años en Colombia, de que la mejor manera de modernizar las relaciones laborales era creando un sindicato. El Gobierno calificó la propuesta “como una clara demostración del rompimiento con el temor que se tenía por el sindicalismo y la sindicalización”.

La asociación contó con 4.000 miembros, de los cuales 300 tienen fuero sindical, por lo cual fue considerada como la más grande del sector privado y la número 20 a nivel nacional.

–¿Entonces el problema de las empresas ha sido no saber escuchar?

–Los sindicatos son la voz unida de un trabajador que puede hacer crecer a la empresa, y muchas veces la conocen mejor y ven algunas cosas que el directivo es incapaz de ver.

El arreglo que logró Joachim con Sintraime, en Fenoco, evitó un paro que este año se hacia inminente y amenazaba con paralizar la actividad carbonífera del país.

Una convención colectiva es solo un paso –afirma–, hay que construir un diálogo con transparencia y confianza día a día. “A veces se cae en el error de pensar que lo que el empleado necesita siempre es plata. Hay cosas que parten de tener una relación respetuosa, pagar a tiempo y que el superior lo salude”, explica la ejecutiva.

´HA LOGRADO EXITOSOS PROCESOS CONCILIATORIOS’

Desde el colegio y luego desde la universidad del Rosario, donde estudió Derecho y estuvo detrás del movimiento ‘Séptima papeleta’, que impulsó la convocatoria de la Asamblea Constituyente, María Claude Joachim fue trabajando por la reivindicación de los derechos. Se ha ganado, entre amigos y conocidos, la imagen de una ejecutiva perseverante y apasionada.

“Sin perder el horizonte y sin nunca quitarse la camiseta de la empresa, ha logrado llevar exitosos procesos conciliatorios”, afirma Nicolás Umaña, gerente de Crop Asuntos Públicos, quien trabajó con Joachim en Carrefour. Marie Claude es abogada con máster en Administración del IMD, en Suiza, y tiene especializaciones en Derecho Financiero del Rosario; Derecho Comercial y Derecho Comparado de la U. de París.

Christian Pardo Quinn

Redactor de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido