Entre más alta está la música, más se bebe

La música fuerte en los bares hace que las personas beban más y más rápido, concluye un estudio que será publicado en la edición de octubre de Alcoholism: Clinical and Experimental Research.

POR:
julio 21 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-21

“Investigaciones previas habían mostrado que la música con un ritmo más rápido podía llevar a la gente a beber a mayor velocidad, y que la presencia o no de música puede llevar a que una persona pase más tiempo en un bar”, dijo Nicolas Gueguen, profesor de ciencias del comportamiento de la Universidad de Bretagne-Sud en Francia, y coautor del estudio. “Esta es la primera vez que un enfoque experimental en un contexto real descubrió los efectos de la música fuerte sobre el consumo de alcohol”, indicó. Gueguen y sus colegas visitaron discretamente durante tres noches de sábado dos bares, cuyos dueños aceptaron que manipulaban los niveles del sonido. Seleccionaron al azar a 40 hombres de 18 a 25 años que ordenaron cerveza y monitorearon su consumo según los distintos niveles de la música. La música más alta generó un aumento del promedio de bebidas ordenadas por los clientes de 2,6 a 3,4, reveló Gueguen. Además, el tiempo requerido para tomar una cerveza disminuyó a un promedio de 11,45 minutos, desde 14,51 minutos. Los autores ofrecieron dos hipótesis de por qué la música más fuerte llevaría a un mayor consumo en un tiempo reducido. “Primero, de acuerdo con investigaciones anteriores sobre la música, la comida y la bebida, los altos niveles del sonido pueden haber causado una estimulación mayor, que llevó a las personas a beber más rápido y a ordenar más bebidas”, dijo Gueguen. La otra, la música fuerte puede haber tenido un efecto negativo en la interacción social. Por no poder hablar por el ruido, bebieron más. Los autores reconocen que el experimento se realizó en pequeña escala y no podría aplicarse a todos los bares. AFPWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido