Alta tensión por los límites del páramo de Santurbán

Álgido debate entre autoridades mineras y ambientales por los impactos legales de la decisión.

Alta tensión por los límites del páramo de Santurbán

Archivo Portafolio.co

Alta tensión por los límites del páramo de Santurbán

POR:
noviembre 21 de 2013 - 01:22 a.m.
2013-11-21

A pocos días de que el Ministerio de Medio Ambiente defina las zonas que hacen parte de los ecosistemas de páramo en la Serranía de Santurbán (en Santander y Norte de Santander), a una escala de 1:25.000 en cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo, al interior del Gobierno es evidente una tensa situación por los efectos que tendrá la medida.

Si bien la ministra de Medio Ambiente, Luz Helena Sarmiento, ha señalado que primará tema social y el agua, en las últimas semanas esta cartera y las autoridades mineras vienen analizando no solo estos efectos, sino las consecuencias jurídicas que dicha decisión le traerá al país.

Según pudo establecer este diario, en materia jurídica, tanto el Ministerio de Minas y Energía como los expertos de la Agencia Nacional de Minería (ANM), le han recomendado al Minambiente la necesidad de respetar los derechos adquiridos por las compañías mineras, a las cuales se les concedieron títulos de exploración hace varios años.

La principal razón de la recomendación radica en que las empresas que tienen proyectos en exploración en la región (como casi todas las del sector) están listadas en Canadá, país con el que está en vigencia un tratado de libre comercio (TLC) desde el 15 de agosto del 2011, que contiene cláusulas que, de ser violadas, podrían desatar acciones judiciales en contra de la Nación.

hora de definición

Hoy, la ministra Sarmiento y la exviceministra de Minas Natalia Gutiérrez, actual viceministra de Participación Ciudadana del Ministerio del Interior, tienen una reunión para revisar los últimos documentos que determinan el impacto de la nueva delimitación, luego de dos semanas en las que se han solicitado mapas de los títulos mineros del área y se ha trabajado hasta los fines de semana, como parte de los estudios que sustentarán la decisión. Se estima que mañana habría luz verde sobre la delimitación del área de páramo en esta región.

Según se conoció, los proyectos mineros de las firmas Leyhat, sucursal en Colombia de la firma CB Gold Inc, y de Eco Oro, estarían entre los más afectados, mientras el proyecto Ventana, a cargo de la compañía AUX, no sería tan impactado.

Leyhat concentra su exploración en el municipio de Vetas y allí tiene identificados varios depósitos, de los cuales uno es grande, denominado La Trinidad. Este podría quedar por fuera al estar muy arriba pese a que sus características lo hacen eficiente y limpio, pues es oro de veta y no hay que agregarle mayor cantidad de químicos para extraer el mineral, cuya concentración es alta y de muy buena calidad.

Bajo la línea actual de páramo, con la escala 1:250.000, una parte del depósito está en zona de páramo y con la nueva delimitación podría aumentar.

La semana pasada, el presidente ejecutivo de la compañía, Fabio Capponi, aseguró en un comunicado a la Bolsa de Valores de Toronto que se han invertido 70 millones de dólares en el proyecto y que los títulos han existido desde hace 30 años.

En cuanto a Eco Oro, los recursos estimados para su proyecto subterráneo están en 2,9 millones de onzas, pero tienen una parte cubierta bajo la línea de páramo actual, que le implicaría la pérdida de unas 600.000 onzas de producción, si se toma esta delimitación actual, y que podría subir si la nueva cota sube las zonas protegidas.

Entre tanto, AUX, que renunció a las áreas que quedaron cobijadas dentro de la línea del parque natural (en esta zona la línea de páramo y la del parque es la misma), podría ver comprometida otra porción de sus títulos, si se confirma la ampliación del área considerada como páramo.

Aunque los detalles de la nueva delimitación se conocerían hasta mañana, la recomendación de las autoridades mineras al Ministerio de Medio Ambiente es implementar un periodo de transición, que consiste en permitirles a las mineras avanzar en sus proyectos hasta la finalización de los contratos, sin que estos sean renovados.

La mayoría de estos contratos tendría periodos entre 15 y máximo 20 años para realizar la explotación. Por ejemplo, Eco Oro ya entró al séptimo.

PREOCUPACIÓN POR ILEGALIDAD E INFORMALIDAD

En caso de que ningún proyecto minero se pueda hacer o se vea sustancialmente afectado, la preocupación de las autoridades mineras es mayor, porque nada garantiza que estos recursos mineros no se toquen.

“Lo que están esperando es que digan dónde no se puede, para que lleguen los ilegales y comiencen a explotarlos, lo cual sería peor porque nadie puede controlar esto”, indicó un experto consultado que prefirió no dar su nombre.

Para las entidades mineras, es mejor tener unas empresas con un nivel de seguimiento detallado y con toda la difusión de lo que están haciendo, ya que los ilegales o los informales no tienen los recursos suficientes y necesarios para cuidar el páramo como se debe hacer.

“No hay que olvidar que en años pasados esta zona era un corredor de la guerrilla, que se ha mantenido libre gracias a las empresas, que tienen convenios con el Ministerio de Defensa”, puntualizó la fuente consultada.

Ómar G. Ahumada R.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido