Altos precios del petróleo compensan las cuentas del país

En el último mes, el valor del crudo a nivel internacional ha aumentado casi 4 por ciento por la crisis en Irak, lo que equilibra, en valor, los ingresos de Colombia por la caída en la producción.

El precio del petróleo a nivel internacional registra costos promedios superiores a los del año pasado.

Archivo Portafolio.co

El precio del petróleo a nivel internacional registra costos promedios superiores a los del año pasado.

POR:
junio 23 de 2014 - 10:57 p.m.
2014-06-23

La ofensiva de los rebeldes en Irak, liderados por la organización yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), con el fin de desestabilizar el gobierno del primer ministro iraquí Nuri al Maliki, ha disparado los precios del petróleo en las últimas semanas, a costos que no se registraban desde hacía nueve meses en los mercados mundiales.

Esto, porque Irak es el segundo productor de crudo mundial con 2,5 millones de barriles al día y se espera que contribuya a más de la mitad del aumento de la producción que requiere la economía mundial en los próximos 5 años.

El alza, ayer el barril de WTI cerró a 106,16 dólares por barril, mientras que el Brent lo hizo a 114 dólares, beneficia directamente a la economía colombiana que exporta alrededor del 70 por ciento de su producción de crudo, es decir, unos 670.000 barriles, de la extracción total de 982.000 barriles diarios a mayo de este año, a un precio de canasta de crudo de 94,4 de dólares por barril, según la cifras de Ecopetrol.

Las ventas de petróleo al exterior comprendían el 68 por ciento del total de las exportaciones del país a abril de este año, un descenso del 3,7 por ciento en valor respecto al mismo periodo del año pasado: desde los 12.587 millones de dólares a 12.126 millones.

En lo corrido del año, el precio promedio del WTI está 2 dólares por encima de lo que estuvo todo el año pasado, a 100 dólares, mientras que el Brent apenas presenta una variación de 30 centavos menos.

El Gobierno Nacional recibe rentas petroleras por dos fuentes: impuesto de renta y Cree, de todas las compañías, y pago de dividendos de Ecopetrol.

Estas dos fuentes representan el 10 por ciento de los ingresos totales, es decir, unos 12 billones de pesos anuales.

Y por regalías, los entes territoriales perciben unos 8 billones de pesos al año. Lo que quiere decir que el petróleo le deja al país unos 20 billones de pesos el año pasado.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, afirma que el Gobierno Nacional, para las cuentas de este año, tiene todo proyectado a un precio de canasta de crudo de 97 dólares el barril y no ve una razón para que vaya a estar muy por encima de ese valor, como por problemas coyunturales como el de Irak, para modificar la proyección.

“Cada dólar de más por concepto del precio del crudo a nivel internacional le reporta al Gobierno Nacional unos 400.000 millones de pesos al año, pero el actual precio internacional del petróleo lo que hace es compensar nuestras cuentas, ya que la producción está por debajo de lo presupuestado.

Los precios nos dan un respiro, pero el reto es recuperar la producción”, explica Cárdenas Santamaría.

El otro factor que influye en los ingresos al país por la venta de crudo es el precio del dólar, el cual, en el periodo de enero a junio 10 del año pasado, registró un promedio de 1.834 pesos por cada dólar, mientras que para este año, el mismo se ubica en 1.967 pesos.

Por cuenta de la depreciación de la moneda local, el país recibe un excedente de 133 pesos en sus arcas, y los analistas proyectan que para final de año la tendencia se mantenga.

IRAK, UNA CRISIS QUE PUEDE SER COSTOSA A LARGO PLAZO

El país del medio oriente es el segundo productor mundial de petróleo.

Los precios del crudo bajaron ayer debido a que los mercados estaban siendo menos sensibles a las noticias desde Irak porque las exportaciones de crudo todavía no se han visto afectadas por el conflicto.

Pero, según un analista de Barclays Capital, los mercados están valorizando las repercusiones que tendría una escalada en la violencia, que amenaza los objetivos de crecimiento de mediano plazo de la capacidad iraquí.

Por su parte, el banco Morgan Stantley afirma que si las exportaciones iraquíes se suspendieran, sería muy difícil sustituirlas y “el impacto en los precios sería significativo”.

La entidad resume que “la capacidad efectiva de repuesto de la Opep podría remplazar parte de ese volumen, pero a un coste sustancial”.

Aunque los campos petroleros del sur de Irak -los que exportan el 90 por ciento del crudo del país- siguen sin verse afectados, la situación podría asustar a los inversores y el capital que necesita desesperadamente el sector petrolero iraquí para su mantenimiento y desarrollo.

A su vez, el mundo necesita el petróleo de Irak. El país esperaba alcanzar una producción de 8,4 millones de barriles por día a partir del 2018.

Según un informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE), la demanda mundial de petróleo estará en 92,76 millones de barriles diarios, casi un millón más de barriles que la proyección anterior.

Pedro Vargas Núñez

Subeditor Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido