Alza del dólar lleva a la cima el precio del biodiesel

El incremento en los precios de los biocombustibles reaviva el debate acerca de si debe seguir aumentando el porcentaje de biodiésel y el etanol en el galón de Acpm y gasolina, respectivamente.

Alza del dólar lleva a la cima el precio del biodiesel

Archivo Portafolio

Alza del dólar lleva a la cima el precio del biodiesel

Finanzas
POR:
enero 14 de 2015 - 01:36 a.m.
2015-01-14

La relación entre el precio del galón de biodiésel y el de Acpm (Aceite Combustible Para Motor o diésel) ha sido inversa desde septiembre del año pasado.

Mientras en ese periodo el precio de referencia para el galón de diésel bajó 176,1 pesos de septiembre a diciembre del año pasado; el del biodiésel subió 743,2 pesos en el mismo período.

Esta diferencia se explica principalmente por la cotización del dólar, según lo explica el presidente de Fedepalma, Jens Mesa Dishington.

“Desde 1990 el referente es el mercado internacional y eso convierte el valor del dólar a pesos, a la tasa de cambio del día. Entonces, tenemos lo que se llamaría un efecto inmediato, cuando el dólar sube y cuando baja. Lo que pasa en el mercado externo se refleja directamente sobre el valor final del biodiésel”, aseguró el líder gremial.

Entre septiembre y diciembre del 2014 la tasa representativa del mercado ganó un poco más de 360 pesos, lo que significa un aumento del 17 por ciento.

De acuerdo con el presidente de Fedebiocombustibles, entidad que agremia a los productores de etanol y diésel, Jorge Bendeck, el dólar es lo que explica que, a pesar de que el precio de las materias primas viene bajando, el precio de los biocombustibles suba, aunque no es la única razón.

Según Bendeck, los precios del aceite de palma también han caído tanto en el mercado local que rompieron el piso establecido por la franja andina de precios, y por esto se incrementó el arancel para el aceite importado que equivalía al 4,5 por ciento.

Esta alza al arancel no permite que el bajo precio interno del aceite se vea reflejado en el precio del biocombustible.

En cuanto al etanol, que se utiliza para mezclar con la gasolina, el incremento de los precios ha sido menor pero también significativo.

El galón de alcohol carburante aumentó 378 pesos entre septiembre y diciembre, mientras el de la gasolina bajó 284,7 pesos en el mismo periodo.

“La materia prima para producir etanol es el azúcar, que se maneja de acuerdo a los precios del mercado internacional, que se cotiza en Londres, esta bolsa se refleja en dólares y al cambiar a pesos aumenta el valor, a pesar de que la cotización del azúcar ha caído en los últimos tres años”, comenta Bendeck.

Independientemente de las razones, el alza de 378 pesos en el precio del etanol y de 743,2 pesos en el precio de los biocombustibles tiene un impacto menor en los precios de la gasolina y el diésel, pues, según la ciudad y el tipo de combustible, este precio representa un aumento de entre el 7 y el 10 por ciento de la mezcla.

Así que, aunque tiene un impacto en el precio final al consumidor, no es la principal razón por la que el precio de los combustibles en Colombia no han bajado a la par de la cotización del crudo.

¿Aumentar la mezcla?

Lo que en definitiva hace este aumento en el precio de los biocombustibles es reavivar el debate con respecto al incremento del porcentaje de etanol y biodiésel en la mezcla de gasolina y Acpm, respectivamente.

La Nación se planteó la meta de llegar a un porcentaje de 20 por ciento de biocombustibles para el año 2020. Sin embargo, en los últimos dos años no se ha aumentado esta proporción.

De acuerdo con el presidente de Fendipetróleo, Rafael Barrera, en este momento considerar un nuevo incremento en la mezcla sería contraproducente.

“Incrementar la mezcla aumentaría más los costos de las estaciones de servicios y los consumidores se verían afectados, sobre todo porque se debería usar tecnología más moderna tanto de vehículos de carga, como en las estaciones y también mejorar la calidad del biocombustible”, señaló Barrera Rayos.

De acuerdo con el presidente de Fedebiocombustibles, no se debe aplazar esta meta de tener una mezcla del 20 por ciento de biocombustibles, porque los fabricantes ya han hecho inversiones superiores a los 10 mil millones de dólares para atender esa demanda pronosticada por el Gobierno.
“A estas alturas ya deberíamos estar con el 10 por ciento de la mezcla en toda Colombia, y no podemos frenar esta meta por un tema de coyuntura de precios”, explicó Bendeck.

El Ministerio de Minas y Energía no ha dado señales recientes de cómo espera que se cumpla el objetivo de aumentar la mezcla de los biocombustibles en la gasolina y el diésel.

¿Por qué aumentar la mezcla?

De acuerdo con el documento Conpes 3510 del 2008, en el país se estimula el uso de los biocombustibles para diversificar la canasta energética y promover la autosuficiencia energética y para reducir la emisión de gases con efecto invernadero.

Así mismo el Gobierno ha emitido regulaciones para garantizar el abastecimiento interno de alcohol carburante con producción nacional.

nohcel@portafolio.co