Sin alza en el etanol, gasolina habría bajado ya mil pesos

El Gobierno estudia la creación de un fondo de estabilización de precios de los biocombustibles para evitar la volatilidad en las cotizaciones de este componente.

En Bogotá el alza del etanol ha impedido que el galón de gasolina caiga 260 pesos.

Archivo Portafolio

En Bogotá el alza del etanol ha impedido que el galón de gasolina caiga 260 pesos.

Finanzas
POR:
abril 05 de 2015 - 09:30 p.m.
2015-04-05

El incremento en el precio del galón de biodiésel y de etanol, que se mezclan con el ACPM y la gasolina, está frenando la caída de precios de los combustibles en el país.

En los últimos siete meses el ingreso al productor de etanol aumentó un 18 por ciento, en 1.131 pesos, mientras que el del biodiésel tuvo un alza de 34 por ciento, en 2.613 pesos.

En el país, la mezcla de gasolina tiene un componente de 8 por ciento de etanol y la del ACPM tiene un 10 por ciento de biodiésel, salvo en Bogotá y su área de influencia, en la que este pesa solo 8 %. En esta proporción, lo que pase con el precio de los bicobustibles afecta el precio del galón.

Así las cosas, si no fuera por el alza de los biocombustibles, los precios de referencia de la gasolina y del diésel para los consumidores colombianos habrían caído entre 200 y 260 pesos adicionales.

Es decir, las dramáticas alzas en el precio del etanol impidieron que el precio de la gasolina en el último semestre acumulara un descenso cercano a los 1000 pesos por galón. Y con el diésel, habría ocurrido algo similar.

Fendipetróleo, Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Energéticos, considera que la forma como se fijan los precios de los biocombustibles en el país beneficia a esta industria en detrimento de los consumidores.

“Los productores tienen una cantidad de beneficios, de subsidios. Si comparamos el precio de los biocombustibles en el mercado internacional con los de Colombia, sale más barato por fuera”, señaló el presidente del gremio, Rafael Barrera.

No obstante, el presidente de Fedebiocombustibles, Jorge Bendeck, explica que el precio de las materias primas que los productores compran se han incrementado en el país por varias razones.

La principal, la tasa de cambio, según el vocero gremial, el dólar más caro ha hecho que a pesar de que los precios del azúcar y el aceite de palma hayan caído hasta en 50 por ciento en las bolsas de Londres y Malasia, en Colombia esta materia prima se haya encarecido.

Pero además, en el caso del biodiésel (que se produce con aceite de palma), el hecho de que el precio haya bajado activó los sobrearanceles de la franja andina de precios, que suman un 20 %.

Quiere decir que de 3,4 por ciento el arancel pasó a 23,4 por tonelada de aceite de palma.

Argumenta Bendeck que los productores de biocombustibles también se ven afectados por esta situación, porque tienen que comprar la materia prima más cara en el país.

LA PROPUESTA 

Para el Gobierno, la mayor preocupación es que este componente se convierta en una fuente de inestabilidad para los precios de la gasolina y el ACPM en el país.

Fuentes autorizadas del Ministerio de Minas y Energía aseguran que se está discutiendo con el Ministerio de Agricultura y el de Hacienda la creación de un mecanismo para evitar las fluctuaciones el precio de los biocombustibles y evitar estos picos que se ven ahora. Lo que se está estudiando es la conformación de un fondo de estabilización de los precios de los biocombustibles.

Para Bendeck esta sería una buena opción para lograr la estabilidad deseada, pero la complejidad está en buscar la fuente de financiación de este fondo.

Cabe recordar que en el país existe un fondo de estabilización de precios del combustible que tiene un déficit superior a los 5 billones de pesos que, dicho sea de paso, aún se desconoce cómo se va a cubrir.

Paralelo a este proceso, Fedebiocombustibles contratará a la firma consultora Quantil, para que en un plazo de 90 días (a partir de este viernes) construya una lista de alternativas para estabilizar el precio, teniendo en cuenta experiencias de otros países.

Mientras tanto, para Fendipetróleo la solución sigue siendo simple: facilitar la compra del etanol y el biodiesel en el extranjero.

Nohora Celedón
nohcel@portafolio.co