Alza de precios afecta la corona

La fuerte inflación en el Reino Unido, que alcanza ya el 3,3 por ciento, aunque muchos no lo crean, ha hecho de las suyas también en las finanzas de la Reina de Inglaterra, quien ha visto aumentar sus gastos al igual que, salvadas las distancias y las proporciones, les sucede a sus 60 millones de súbditos.

POR:
julio 01 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-01

Su jefe de finanzas, sir Alan Reid, afirma que la Casa Real necesita urgentemente 32 millones de libras (más de 40 millones de euros) para el mantenimiento del Palacio de Buckingham en Londres, el castillo de Windsor y otras residencias reales, según lo informó el vespertino Evening Standard. Por su parte, los responsables de las finanzas de la Reina Isabel II han solicitado un millón de libras (1,26 millones de euros) más al año, algo que ha denegado el Gobierno. El presupuesto destinado al mantenimiento sigue congelado en 15 millones de libras (casi 19 millones de euros) desde el año 1991, lo que en términos reales supone una pérdida de valor de casi un 70 por ciento. Según Reid, en el cálculo de gastos no se incluyen algunas labores de tipo cosmético que hacen también mucha falta, como la redecoración de algunas salas del Palacio de Buckingham, y que se encuentran paralizadas. Algunas de esas salas no se han tocado desde hace medio siglo, y se rumora que la misma congelación del presupuesto para la Reina se debe al crecimiento desorbitante del costo de los Juegos Olímpicos de Londres previstos para el 2012. En el 2006 se desprendieron algunos elementos de mampostería del Palacio de Buckingham, los cuales estuvieron a punto de caer sobre el coche de la princesa Ana. También, hay que arreglar las goteras que hay en el techo de la galería de arte, donde se conservan obras de grandes e importantes artistas, tales como Rubens, Rembrandt o Canaletto. Además, una parte del tejado del castillo de Windsor del tamaño de un campo de fútbol debería ser totalmente remplazada, pues los remiendos efectuados no dan ya para más, indica el periódico. La monarquía, de acuerdo con el mismo diario, le cuesta actualmente a cada ciudadano residente en ese país el equivalente a 66 peniques al año (0,83 euros), 4 peniques más que el año pasado. El mantenimiento de los palacios es uno de los gastos reales con los que corre el Gobierno y, como contrapartida, la Reina Isabel renuncia a parte de los ingresos que le proporcionan sus propiedades. Los gastos totales de la casa real fueron de 40 millones de libras. Esa cifra incluye varios viajes al extranjero, como la visita de estado a Estados Unidos y a la cumbre de la Commonwealth en Uganda. Quedan excluidos los costes de seguridad. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido