Alza de tasa de interés del Banco de la República en 0,25 por ciento criticó el presidente Álvaro Uribe

El Jefe de Estado le pidió al Emisor escuchar al pueblo colombiano sobre las consecuencias de esta decisión en la economía. Advirtió que ese incremento puede generar más inflación.

POR:
julio 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-26

El Banco de la República elevó el viernes la tasa de interés de referencia del mercado de 9,75% a 10% para responder a las preocupaciones de una eventual espiral inflacionaria.
 
El Jefe del Estado, en un consejo comunal en Juan de Acosta (Altlántico), se declaró preocupado por esta decisión, tras cinco meses de mantener quietas las tasas de interés.

"Está bien la preocupación por la inflación, pero qué miedo no oír al pueblo colombiano y, entonces, paralizar el consumo, paralizar la oferta, paralizar el crecimiento, aumentar el desempleo, volver a aumentar la pobreza que venía disminuyendo y, finalmente, por contracción en la oferta productiva, echarle más gasolina a la inflación", indicó el mandatario en uno de los más duros pronunciamientos contra el Emisor.

El Banco argumentó el viernes que decidió dejar las tasas de interés en el 10 por ciento para desestimular el consumo y frenar las expectativas de inflación.

Para la entidad, hay riesgos de que la inflación se siga desbordando, producto de los efectos por el aumento en los precios internacionales de alimentos y combustible. De inmediato, la medida fue rechazada por los exportadores
.
"Esa tasa de referencia del 10 por ciento genera inmensa preocupación en amplios sectores de la vida nacional", precisó Uribe en el consejo comunal.

El mandatario reconoció la tendencia en el aumento de la inflación en el mundo, que también afecta a Colombia.

Pidió evitar que el país llegue (a un) "estadio psicológico de la inflación, donde todo el mundo amanece con la expectativa de aumentar sus precios".

"Hasta ahí es comprensible la preocupación del Banco de la República para evitar que haya mayores expectativas alcistas (...). Ojalá se produzca ese efecto", dijo Uribe, pero de inmediato precisó que la entidad "debe ponerle los oídos a la preocupación del pueblo colombiano con las altas tasas de interés".

"Ninguna institución en Colombia puede estar tomando decisiones sin oír al pueblo colombiano (...). ¿Por qué si al Gobierno se le pide escuchar, el Banco de la República no lo hace?", dijo.

Acuerdo de precios

Aunque el Presidente reconoció el riesgo a lo que llamó la "voracidad por el crédito" y el aumento en el endeudamiento de los colombianos en los últimos años, consideró que no se necesitaba subir las tasas de interés.

"El país hoy ha corregido lo que pudo ser esa falta de respeto al endeudamiento en el año 2006. Ese fenómeno está totalmente superado", dijo Uribe.

Recordó la queja que han expresado los grandes gremios, porque se ha frenado el consumo y los efectos que podría tener en el crecimiento de la economía y la generación de empleo.

''A nosotros nos preocuparía muchísimo que la consecuencia de la elevación de estas tasas de interés sea una parálisis de los consumos, una gran recesión de la oferta productiva'', indicó. 

Para controlar ese crecimiento de los precios ''uno entiende al Banco de la República, hay que dar unas señales para evitar que el país entre en una fase de inflación'', agregó.  

Propuso como medida alternativa, para evitar más incremento en la inflación, un acuerdo de precios con los gremios. "El equipo económico va a tener que hacer un esfuerzo".

Compleja decisión

EL TIEMPO intentó conocer las opiniones de los codirectores del Banco sobre las afirmaciones del presidente Uribe, pero solo fue posible contactar a uno de ellos.

El codirector del Emisor se abstuvo de hacer cualquier pronunciamiento.

En la compleja decisión, que fue adoptada por mayoría, el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, y el codirector Carlos Gustavo Cano, votaron en contra del aumento a 10 por ciento de la tasa de interés.

El aumento acordado por el banco colombiano fue el segundo del año, luego que en su reunión de febrero subió la tasa de 9,50% a 9,75%.   

La inflación acumulada del primer semestre del año se ubicó en Colombia en 6,02% al cierre de junio, superando así la meta del Banco que era cerrar el 2008 con una tasa inflacionaria de entre 3,5% a 4,5%.    

Ya el mismo Banco indicó la víspera que el crecimiento de la economía colombiana este año se estima entre 3,3% y 5,3%, un ajuste con respecto a sus cálculos anteriores que lo proyectaban en 6%.   

Medidas similares han sido adoptadas por los emisores de Brasil y Chile por los efectos que puedan tener por las alzas históricas en los precios internacionales del crudo, entre otros factores.    

Con AP

Siga bajando para encontrar más contenido